A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Arnica montana, el antiinflamatorio de la naturaleza

Por Equipo A. Vogel, el 12 diciembre 2017, Plantas medicinales

Un informe de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, afirma que el dolor de origen musculoesquelético es uno de los motivos de consulta médica más frecuentes y que los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) se sitúan entre los 15 primeros puestos de los medicamentos con mayor consumo en España. Sin embargo, estos fármacos tienen muchos efectos nocivos para la salud. Así, The Food & Drugs Administration ha añadido el infarto cardíaco y el ictus, a los riesgos que supone la toma reiterada de estos fármacos. Por ello, conviene tener en cuenta las soluciones tópicas que nos ofrece la naturaleza a través del Arnica montana, el antiinflamatorio natural.

Se trata de una planta perteneciente a la misma familia que las margaritas, originaria de Europa, a la que se le atribuyen propiedades antirreumáticas y para reducir el dolor muscular. Esta especie tiene un gran contenido en fitoquímicos como flavonoides,  alcaloides, terpenoides, cumarinas y carotenoides. Gracias a estos componentes se ha podido comprobar en diferentes ensayos clínicos la eficacia de esta planta medicinal para reducir los hematomas y aliviar la gravedad y la duración de los síntomas de la osteoartritis. De momento, la Agencia Europea del Medicamenteo (EMA) tiene aprobado su uso tradicional para el alivio de contusiones, esguinces y dolores musculares localizados.

Estas atribuciones se deben a que el árnica combate la inflamación, con sus propiedades analgésicas mejora los golpes y torceduras y estimula la resolución de los hematomas. Así, la ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) afirma que está indicada por vía tópica en el tratamiento de hematomas, esguinces e inflamaciones.

Según la monografía sobre la flor del árnica de la Comisión E, esta planta era nombrada por los europeos y los nativos americanos como “tabaco de montaña” y utilizada para los esguinces, los hematomas y las heridas. Después, diferentes médicos de finales del siglo XIX y principios del XX la recomendaron para las contusiones y los músculos magullados, mastalgia y úlceras o abscesos crónicos.

En la actualidad, la Comisión E tiene aprobado su uso para lesiones y secuelas de accidentes como los hematomas, contusiones, dislocaciones, edema por fractura, músculos reumáticos y problemas en las articulaciones.

Todas estas propiedades del Arnica montana hacen que los preparados fitoterápicos a base de extracto de flores frescas de esta planta sean una ayuda excelente para tratar, sin los efectos secundarios de los AINEs, los dolores musculares.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Leer más
Delicioso pudin vegano de aguacate, chocolate y plátano

El aguacate tiene una gran versatilidad a la hora de preparar cualquier receta, y más allá del guacamole, de las...

Cerrar