A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Evita la cistitis este verano

Por Equipo A. Vogel, el 15 julio 2016, Salud

La cistitis es una inflamación aguda de las vías urinarias, con infección o sin ella. En el caso de las cistitis recurrentes suelen ser el resultado de una  infección causada por bacterias que penetran por la uretra y pueden llegar a la vejiga y se adhieren a las paredes del tracto urinario. La bacteria Escherichia coli (E.coli) suele provocar la mayoría de estas infecciones, que afectan en mayor medida a las mujeres, y especialmente en momentos como el puerperio o la postmenopausia.

Según datos del Centro de Información de la Cistitis, tres de cada diez mujeres han padecido al menos un episodio de cistitis durante el último año y un 10% de las encuestadas aseguran haber sufrido más de una infección en los últimos doce meses. Durante el verano, es habitual que aumente debido a la mayor frecuencia de baños en playas, pantanos o piscinas que propician un mayor contacto de la zona intima femenina con prendas de vestir húmedas.

arandano-rojo-cistitis

De cara a la prevención de las infecciones urinarias, los expertos recomiendan seguir los siguientes consejos:

· Beber al menos 1,5 litros de líquido al día para ayudar a eliminar más rápidamente las bacterias del aparato urinario.

· Consumir  a diario arándano rojoPodemos ingerir el fruto directamente o bien en forma de jugos biológicos Biotta.

· Intentar orinar con frecuencia. El crecimiento bacteriano es mayor cuanto más tiempo permanece la orina en la vejiga. Por ello, se recomienda ir al servicio con frecuencia.

· Usar jabones neutros en la limpieza de la zona íntima.

· Ir al servicio antes y después de mantener relaciones sexualesLa actividad sexual incrementa hasta 40 veces el riesgo de infección. Más de un tercio de las mujeres (34%) sufre cistitis tras mantener relaciones sexuales, según datos de una encuesta realizada por el Centro de Información de la Cistitis.

· Apostar por la ducha frente al baño en la higiene diaria. El agua corriente evita la acumulación de bacterias que sí puede darse en una bañera.

· No permanecer con el bañador húmedo. La humedad del traje de baño o el cambio de temperatura existente entre el agua y el exterior producen a menudo enfriamientos bruscos que afectan al vientre y la zona vaginal.

· Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas. Las prendas demasiado estrechas o de material sintético entorpecen la transpiración y, por tanto, favorecen la proliferación de microbios.

· Reconsiderar el uso del diafragma y los tamponesEl diafragma puede presionar la uretra y dificultar el vaciado de la vejiga, con lo que su uso está asociado a una mayor frecuencia de infección. Por esta razón, es recomendable optar por otros métodos anticonceptivos.  Asímismo, los tampones no son aconsejables si las infecciones urinarias coinciden con el periodo menstrual porque pueden favorecer la humedad y, aunque se colocan en el canal vaginal, impiden la correcta expulsión de las bacterias ya que oprimen la ureta, facilitando su colonización.

· En el caso de las mujeres con el periodo menstrual,  es aconsejable el cambio frecuente de las compresas higiénicas para evitar la proliferación bacteriana.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Claves para superar la astenia primaveral

Esta semana ha dado comienzo la primavera. Se trata de un cambio de estación que, al contrario de lo que...

Cerrar