A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

El coco: una fruta llena de propiedades y beneficios

Por Equipo A. Vogel, el 23 agosto 2018, Plantas medicinales
El coco: una fruta llena de propiedades y beneficios
¿Te ha gustado?

El coco es una fruta que crece en las palmeras cocoteras (Cocos nucifera) de regiones tropicales o subtropicales. Es complicado determinar su origen, aunque muchas teorías lo sitúan en América, la región del Indo-Pacífico o Australia. El coco es prácticamente aprovechable al 100% para diversos usos, culinarios y no culinarios, ya que se utiliza tanto en recetas de cocina como en cremas, geles o lociones en cosmética; tanto por su composición en nutrientes y ácidos grasos como por su textura, color, sabor y olor característico.

El coco es un alimento muy versátil y ofrece una multitud de posibilidades, sobre todo en gastronomía, pues de esta fruta y de su carne se pueden obtener diferentes productos como leche, aceite, harina y agua. Además, no contiene gluten ni colesterol y es rico en minerales, como el hierro o el potasio, y vitamina C.

En cuanto a las propiedades y beneficios del coco, éste puede favorecer al sistema inmunitario por su contenido en magnesio, y al sistema digestivo por su contenido en fibra. Además, por su alto contenido en potasio, ayuda al mantenimiento de la función muscular y neurológica normal y al mantenimiento de la presión arterial normal y a músculos y huesos por su contenido en potasio, magnesio y calcio. Asimismo, varias investigaciones, le atribuyen propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

¿Qué minerales y vitaminas tiene el coco?

Los distintos productos que se obtienen del coco proporcionan diferentes aportes nutricionales:

  • La carne del coco es una fuente vitamina B y de minerales como el potasio. Además, 100 gramos contienen 354 kcal que se reparten en 3,4 gramos de proteína, 33,4 gramos de grasas, 15,2 gramos de carbohidratos y 9 gramos de fibra.
  • El aceite de coco, aún contener grasas saturadas, es uno de los más saludables, ya que es rico en ácido láurico, un tipo de grasa que favorece el colesterol bueno (HDL). Así, 100 gramos de aceite de coco suponen un valor nutricional de 862 kcal y 100 gramos de grasa.
  • El agua de coco es un líquido refrescante y saludable que contiene más potasio que cuatro plátanos, es bajo en calorías y sin colesterol. Esta agua contiene 19 kcal por cada 100 ml, 1 g de proteína, 4 g de carbohidratos y 1 g de fibra.

Los beneficios del coco para la salud

Diversas investigaciones atribuyen al coco beneficios para la salud y lo consideran una magnífica fuente de energía, gracias a su alto contenido en grasas compuestas por ácidos grasos de cadena larga, que se suelen encontrar en alimentos de origen animal. Sin embargo, las grasas del coco se metabolizan de forma diferente y el organismo no las utiliza como lípidos, sino como carbohidratos. Este proceso evita su almacenamiento en el cuerpo, ya que pasan directamente del sistema digestivo y al hígado para convertirse en energía.

Se ha estimado que el 50 % de la grasa del coco es ácido láurico, un tipo de lípido que aumenta los niveles de colesterol bueno y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, este ácido posee tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

También cabe destacar que el agua de coco es una excelente fuente de hidratación, debido a su alto contenido en electrolitos compuestos por minerales como el sodio o el potasio, lo que favorece la rápida absorción de los nutrientes en el organismo.

¿Cómo integrar el coco en nuestra alimentación?

Como veis el coco es un alimento que no debe faltar en nuestra alimentación y, aunque parezca difícil, se puede integrar en diversas recetas de platos principales (sopas, arroces y salsas) y postres (bizcochos, galletas o helados). Desde A.Vogel os proponemos una receta muy veraniega, un smoothie de frambuesa y arándano con leche de coco.

Para elaborar esta bebida necesitamos: 150 ml de leche ecológica de coco, 50 g de frambuesas, 50 g de arándanos, 250 ml de yogur natural, un puñado de espinacas y una cucharada de Molkosan Fruit.

Una vez tengamos todos los ingredientes, mejor si están bien fríos, basta con mezclaros y triturarlos en una licuadora hasta obtener una bebida con consistencia y color uniforme. Una vez conseguida, puedes servirla en una copa alta decorándolo con arándanos, frambuesas y coco rallado.

Esta receta contiene vitamina C, potasio, fibra dietética y, además, es baja en colesterol y sodio. También está llena de antioxidantes propios de los arándanos y las frambuesas. ¡Anímate a probarla y a incluir el coco en tu dieta diaria!

Compártelo en:
  • Permalink

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Receta de noodles de calabacín al estilo oriental

Oa traemos esta deliciosa y saludable receta de noodles de calabacín al estilo oriental inspirada en el vegetarianismo con sabrosas...

Cerrar