A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Consejos para aliviar los síntomas de la menopausia

Por Equipo A. Vogel, el 18 octubre 2017, Salud

La menopausia es una de las etapas fisiológicas de la vida de la mujer caracterizada por el cese de la menstruación y que se constata después de la falta de ésta durante un año.  Es una fase que se produce entre los 45 y los 55 años, en la que los ovarios dejan de producir estrógeno y progesterona  y que, para muchas,  puede llegar a ser un camino de espinas.

En España, alrededor de 2,6 millones de mujeres padecen los síntomas relacionados con el climaterio, como los sofocos, el aumento de peso o la falta de deseo sexual. De las cuales, el 25% admite que le cuesta sobrellevarlos y le afectan a su vida cotidiana, según una encuesta realizada por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). A pesar de esto, seis de cada diez no consulta con el médico los síntomas que tienen y, la mayoría de las que lo hacen, sólo el 1% recibe algún tipo de tratamiento para combatirlos.

Como cada 18 de octubre, hoy se celebra el Día Mundial de la Menopausia, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de la evaluación de la salud de las mujeres y  la prevención de determinadas afecciones frecuentes en esta etapa de su vida.

Por ello, desde A.Vogel os sugerimos algunos consejos para intentar reducir y suavizar los síntomas de la menopausia.

Mantén una alimentación equilibrada

Es aconsejable mantener una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras frescas, legumbres, pescado, fibra y cereales integrales. Llevar una dieta equilibrada ayudará a mantener el peso adecuado, evitando coger unos kilos de más, muy propio en la menopausia.

Aumenta la ingesta de calcio

En esta fase puede producirse una pérdida de masa ósea, por lo que es necesario fortalecer los huesos para evitar que estos tengan mayor predisposición a fracturarse. Así, aumentar la ingesta de alimentos como el brócoli, los frutos secos, las sardinas, el marisco o la soja, que son grandes fuentes de este mineral, ayudará a tomar la cantidad de calcio que necesita el organismo.

Toma el sol

Para absorber bien el calcio, es importante mantener los niveles de vitamina D óptimos, por tanto se recomienda tomar el sol unos 20 minutos al día a lo largo del día. Sin olvidar beber mucha agua para mantener una buena hidratación, puesto que los cambios hormonales del climaterio afectan también a la salud de la piel.

Reduce los sofocos

La aparición de los sofocos es uno de los síntomas más comunes y más molestos que sufren las mujeres que se encuentran en plena menopausia. De hecho, según la AEEM, el 38% admite que estos calores repentinos afectan bastante a su bienestar. Existen complementos alimenticios que ayudan a prevenirlos o minimizarlos. Los preparados fitoterápicos a base de extracto de planta fresca de salvia o que contengan isoflavonas de soja, contribuyen a la reducción de la frecuencia de los sofocos y la sudoración nocturna.

Haz deporte

El ejercicio físico no sólo ayuda a mantenerse en buena forma. También mejora el estado de ánimo y fortalece los huesos. Caminar, montar en bicicleta, nadar o practicar yoga son actividades muy completas y recomendables en esta etapa.

Evita los malos hábitos

El tabaco, el alcohol o las bebidas con cafeína pueden contribuir a empeorar los síntomas de la menopausia, por lo que es mejor moderar su consumo o, incluso mejor, olvidarse de ellos.

Practica la relajación

Las técnicas de relajación, como la meditación o los ejercicios de respiración lenta, son perfectos para disminuir la tensión, la ansiedad o el estrés, consiguiendo una mayor concentración y control de las emociones. Asimismo, es importante mantener una actitud positiva, ya que los pensamientos alegres mejoran la salud.

Cuida tu suelo pélvico

Con la llegada de la menopausia y la disminución de estrógenos, el suelo pélvico puede debilitarse, favoreciendo la aparición de problemas como la incontinencia urinaria. Por ello, es importante ejercitar los músculos de esta zona para fortalecerlos y evitar las molestas pérdidas de orina.

Todos estos consejos, junto con la actitud que tomes frente a esta etapa de la vida, son fundamentales para afrontar la menopausia con tranquilidad, equilibrio y madurez, recordando siempre que no es el fin de nada sino el comienzo de un nuevo ciclo para disfrutar con libertad de todo lo que la vida te ofrece.

 

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Leer más
Crepes de almendras, un postre dulce y saludable

La receta de esta semana es sencilla, dulce y saludable: unos crepes de almendras, ideales para un delicioso desayuno o...

Cerrar