A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Disfruta de la nieve sin poner en riesgo la salud

Por Maria Tutusaus, el 19 enero 2017, Salud
Disfruta de la nieve sin poner en riesgo la salud
¿Te ha gustado?

Uno de los mayores placeres del invierno es disfrutar de un día en la nieve. Tanto si practicas algún deporte de invierno, como si no, la nieve invita a dar un paseo. Para disfrutar de ella de forma saludable, desde A.Vogel hemos elaborado una serie de consejos que evitaran que la salud se resienta con la exposición a las bajas temperaturas y a las condiciones meteorológicas típicas del invierno.

Los cambios de temperatura pueden afectar al organismo, haciéndolo más vulnerable al ataque de los virus, como el de la gripe. Por ello es conveniente reforzar el sistema inmune con preparados a base de planta fresca, como la Echinacea purpurea.

La Echinacea es la planta más estudiada y utilizada para prevenir y tratar gripes y resfriados. Posee un potente efecto antiviral  y contiene principios activos que actúan mejorando la repuesta del sistema inmune y protegiendo a las células de las agresiones víricas.

Las caídas son habituales en la nieve y pueden provocar moratones y torceduras. Para aliviarlos es recomendable utilizar algún preparado tópico a base de flores frescas de Arnica montana, que posee propiedades antiinflamatorias.

Mientras que si se sufre una contractura, la planta medicinal más indicada es el harpagofito, sobre todo su raíz secundaria que concentra sus propiedades analgésicas, pues  ayuda a calmar el dolor muscular.

Tampoco hay que olvidar proteger la  piel. El sol y la nieve pueden provocar lesiones en la capa más externa de la piel, por lo que siempre se debe utilizar un protector solar en cara y labios. La piel sin protección se seca, pierde elasticidad, presenta escamas, alteración del grosor y del color.

Mujer jugando con la nieve

Protege los ojos

Por último, recuerda que en la alta montaña los ojos están expuestos a una radiación ultravioleta alta y la nieve refleja el 80% de dicha radiación (el agua solo un 10%).  Sin la protección adecuada, la radiación ultravioleta puede causar lesiones oculares como la llamada ceguera de la nieve, una inflamación aguda de las estructuras oculares externas que suele afectar a los dos ojos y que aparece entre las primeras cuatro y 12 horas después de una exposición inadecuada.

La mejor forma de proteger los ojos es llevar gafas con un nivel de protección a la radiación ultravioleta de cuatro según el estándar europeo (EN 1836:2006) o, lo que es lo mismo, que filtren entre el 75% y el 80% de dicha radiación.

Compártelo en:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Beneficios de la Salvia officinalis para la salud

Cuando la etimología de una palabra proviene del latín “salvare”, es decir, “curar”, no es necesario añadir ninguna explicación. Es...

Cerrar