A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Ocho consejos a seguir si vas a hacer un viaje largo

Por Equipo A. Vogel, el 5 julio 2017, Salud
Ocho consejos a seguir si vas a hacer un viaje largo
5 (100%) 1 opinione

Julio y agosto son meses de viajes, vacaciones de verano, meses en los que hacemos largos recorridos para llegar a nuestro lugar de destino soñado durante todo el año. Sin embargo, los viajes en avión pueden convertirse en un verdadero tormento si no estamos bien preparados y si descuidamos una serie de aspectos. Por ello, en A.Vogel hemos preparado un listado de consejos si lo que te espera este verano es un largo trayecto en avión o tren:

Elegir bien la ropa

Lo ideal es utilizar prendas de algodón y otros tejidos transpirables para facilitar la regulación de la temperatura corporal. Además, deberá ser lo más cómoda posible para no oprimir el cuerpo o dificultar la circulación sanguínea. Por otro lado, el ambiente que suele percibirse dentro de un avión suele ser más bien fresco, debido al aire acondicionado, por lo que se recomienda ir vestido con varias capas de ropa que permitan ajustarse a las temperaturas antes, durante el vuelo y después en el lugar de destino.

Protegerse del aire acondicionado

Además de tenerlo en cuenta a la hora de vestirse, el aire acondicionado de los aviones durante tantas horas seguidas puede repercutir en la garganta y resecarla. Por ello, pueden resultar un gran alivio los caramelos refrescantes con extracto de planta fresca de Echinacea, que ayuda a calmar la irritación de garganta.

Cuidar la circulación sanguínea

Los viajes que duran más de cuatro horas, no sólo en avión, sino en autobús, tren o coche, pueden aumentar el riesgo de que se formen coágulos de sangre. Algunos de los síntomas que se pueden sufrir como consecuencia de ello son la hinchazón de piernas o brazos, dolor o sensibilidad, sensación de calor o enrojecimiento de la piel. Por ello, lo ideal es mover las piernas y los brazos con frecuencia durante el viaje, haciendo paradas regulares, si vamos por carretera, o dando paseos por el pasillo del avión o del tren.

consejos-viajes-en-tren

También es aconsejable no usar prendas ajustadas o, incluso, utilizar geles o cremas de plantas medicinales frescas, como el Arnica montana, o preparados fitoterápicos que favorezcan la circulación, como puede ser el castaño de Indias. De hecho, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso para el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, caracterizada por hinchazón de piernas, sensación de pesadez, dolor, cansancio, picor, tensión o calambres. Así como su uso tradicional para el alivio de los síntomas de malestar y pesadez de las piernas.

No olvidar el cepillo de dientes

Ante un vuelo de muchas horas es recomendable mantener fresco y limpio el aliento y la higiene bucal. Para ello, nada mejor que una opción a base de extractos de plantas frescas como la Echinacea que aportan un frescor agradable y limpian los dientes de forma profunda sin dañar el esmalte.

Prestar atención a la digestión

No se recomienda hacer comidas pesadas y copiosas antes de iniciar un viaje, pero tampoco ir con el estómago vacío, por lo que comer antes una ensalada, fruta o cualquier plato ligero puede ir bien para facilitar la digestión. Además, conviene no consumir grasas y dulces durante el trayecto. Por otro lado, hay que mantenerse bien hidratados en el recorrido para evitar la deshidratación y no agravar así las consecuencias del desfase horario si existiera.

Para reducir el dolor o la hinchazón abdominal, así como prevenir la indigestión y los gases, puede ser útil tomar preparados fitoterápicos a base de hojas frescas de boldo, en combinación con alcachofa, diente de león y menta piperita. Así, la EMA aprueba el uso tradicional del boldo para el alivio sintomático de la dispepsia y las afecciones gastrointestinales leves. Por otro lado, la EMA también aprueba el uso tradicional de la alcachofera para el alivio sintomático de los trastornos digestivos como la dispepsia con sensación de plenitud, hinchazón y flatulencia.

Preparar el cambio horario

El llamado jet lag se define como una descompensación horaria. Se produce por el desequilibrio en el reloj biológico debido a los viajes de largas distancias a zonas con diferencias horarias. Para evitar sus consecuencias, acusadas sobre todo durante el sueño, sería conveniente elegir vuelos que permitan dormir en el trayecto para adaptarse mejor a los horarios del destino.

Además, es aconsejable adaptar la hora al sitio al que se dirige al entrar al avión. Si a pesar de todo, se presentan dificultades para dormir, puede ser útil la toma de preparados de planta fresca de valeriana, en combinación con lúpulo, pues favorecen un sueño profundo y reparador.

 Aprovechar para relajarse

Tantas horas de vuelo dan para mucho y lo más recomendable es aprovechar para desconectar de los aparatos electrónicos y disfrutar del descanso, de un buen libro o incluso de alguna película que puedan proyectar durante el recorrido.

 Estirar la espalda

Los viajes largos en avión pueden suponer un lastre para la espalda, por lo que conviene estirarla cada cierto tiempo y cuidar la postura al sentarse. También es aconsejable despejar la zona de debajo de los asientos para permitir una postura correcta de las piernas y poder estirarlas. Una ayuda interesante para recomponerse de las posibles molestias de espalda que puedan aparecer tras el vuelo pueden ser los preparados a base de raíz de harpagofito, que es eficaz para reducir el dolor lumbar. De hecho, la EMA acepta su uso tradicional para el alivio de los dolores articulares.

Compártelo en:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Consejos para vencer al insomnio en verano

Tres de cada cuatro españoles duermen peor en la época de verano, según una encuesta realizada por el Centro de...

Cerrar