Lo que necesitas saber sobre el coronavirus

Sistema inmune

Montse Parada
Montse Parada
@avogeles


31 enero 2020

¿Qué es un coronavirus?

El coronavirus es un tipo de virus muy común que en determinados casos puede transmitirse entre animales y humanos. La mayoría de virus dentro de este grupo provoca una infección de las vías respiratorias superiores e inferiores, desencadenando síntomas propios de un resfriado común, como dificultad para respirar, inflamación de la garganta o dolor de cabeza. Por lo general los coronavirus no son peligrosos y sus síntomas suelen desaparecer entre 3 y 7 días.

Sin embargo, dentro de este grupo encontramos ciertos tipos de virus que han provocado epidemias graves, como el SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo y Severo) de 2003, que se originó en la misma zona que el actual, y el MERS-CoV (Síndrome respiratorio de Oriente Medio) de 2012 originado en Arabia Saudí y que pueden ser más peligrosos para las personas.

La información de que disponemos sobre la cepa responsable de la actual epidemia en China (2019-nCoV) es la siguiente: hasta el momento, según el informe realizado por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, la OMS reconoce más 9.500 casos confirmados (1.239 pacientes en estado grave) y 213 muertes por el virus. Las cifras continúan aumentando y el patógeno se ha extendido al menos a 19 países y 4 continentes. A fecha de 31 de enero no se ha confirmado ningún caso de infección en España, pero las autoridades sanitarias están en alerta. De hecho, la OMS ha declarado que la propagación del virus es una Emergencia de Salud Pública de importancia internacional[1].

¿Cuáles son los síntomas de 2019-nCoV?

La OMS informa que los pacientes con infecciones confirmadas del nuevo coronavirus (con una similitud genética al SARS) padecen fiebre, algunos con tos y dificultades para respirar. Se describen con frecuencia síntomas similares a la gripe, y los casos graves muestran alteraciones radiográficas típicas asociadas a neumonía.

 Tras un periodo de incubación de entre 1 y 14 días se pueden cursar síntomas como:

  • Fiebre, sudoración y escalofríos
  • Tos seca o productiva
  • Garganta irritada
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Pérdida de apetito, falta de energía o fatiga
  • Dolor pectoral

El virus también puede provocar síntomas propios de la gastroenteritis como náuseas, vómitos, malestar abdominal y diarrea.

No te asustes si percibes que tienes alguno de estos síntomas, ya que pueden ser provocados por un episodio de gripe. Si estás preocupado por haber tenido un posible contacto con el virus, debes buscar asesoramiento médico, sobre todo si has viajado cerca de la zona afectada recientemente.

Las personas con un sistema inmunológico débil son más propensas a sufrir agravación de los síntomas, como los ancianos o quienes padecen enfermedades cardiacas.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El coronavirus se contagia de la misma forma que otras infecciones como el resfriado o la gripe: a través de la saliva expulsada con la tos y el estornudo de personas infectadas sobre superficies u objetos con lo que estemos en contacto, o a través de micropartículas de saliva que se desplazan por el aire, aunque es poco probable su transmisión a distancias de más de 1 metro.

Actualmente no existe vacuna ni tratamiento específico frente al coronavirus. Se deben tratar los síntomas y asegurar un adecuado soporte vital. Para reducir el riesgo de contagio debes seguir las mismas pautas que con otras enfermedades como la gripe:

  • Lavar las manos frecuentemente con agua caliente y jabón o soluciones alcohólicas. Sobre todo, después de ir al baño, antes de comer o manipular comida y si has estado en contacto con superficies que pudieran estar contaminadas, como ocurre en el transporte público u objetos compartidos.
  • Evitar el contacto directo con personas infectadas. Mantener una distancia mínima de 1 metro.
  • Cubrir nariz y boca con pañuelos o ropa al estornudar o toser.
  • Evitar tocarnos los ojos, nariz y boca con las manos si no nos las hemos lavado recientemente.
  • Desinfectar cualquier superficie u objetos que pudieran estar contaminados.
  • No compartir toallas o ropa con otras personas.

Medidas preventivas

Además de las pautas ya mencionadas, hay otros consejos que podemos poner en práctica para reforzar el sistema inmune y reducir el riesgo de contraer el coronavirus.

No olvides que para que nuestro sistema inmune funcione mejor debemos:

  • Respetar las horas de sueño recomendadas[2]
  • Reducir el nivel de estrés[3]
  • Practicar ejercicio de forma moderada[4]
  • Mantener una dieta equilibrada rica en verduras y alimentos poco procesados, y baja en azúcares y grasas saturadas.
  • Evitar el alcohol y la nicotina[5].
  • En caso de querer aportar un extra, puedes ayudar al buen funcionamiento del sistema inmunitario mediante complementos alimenticios de origen natural.

 

 

 

 

 

[1] Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Nuevo coronavirus 2019-nCoV. ¿Qué debes saber?, 2020

[2] Kristen L. Knutson & Malcolm von Schantz. Chronobiology International 2018 DOI: 10.1080/07420528.2018.1454458

[3] Segerstrom SC and Miller GE. Psychological Bulletin 2004; 130 (4): 601-630

[4] Peake JM. Exerc Immunol Rev 2002; 8: 49-100

[5] Reidel B et al. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine 2017; 197 (4) doi: 10.1164/rccm.201708-1590OC

¿Dieta depurativa?

Depurar nos ayuda a eliminar toxinas y a recuperar nuestro equilibrio

Biotta Semana Wellness: la semana depurativa de jugos Biotta. Jugos puros y 100% bio

Enciclopedia de las plantas

Aquí hemos recopilado información sobre las propiedades y usos tradicionales de las plantas medicinales para dar una visión más profunda del mundo de las plantas.

Leer más

Blog A.Vogel:
natural y saludable

¡Inspiración y consejos de salud para una vida sana!

Ir al blog

Alfred Vogel - Descubra una persona excepcional y fascinante

La Naturaleza nos proporciona todo lo necesario para proteger y mantener nuestra salud

Ver el vídeo