A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Cómo preparar nuestra piel para el sol

Por Maria Tutusaus, el 9 mayo 2017, Plantas medicinales
Cómo preparar nuestra piel para el sol
¿Te ha gustado?

El mes de mayo es la antesala al verano. Un mes de dietas, preparativos de las vacaciones y, por supuesto, debería servir para la preparar nuestra piel para que la exposición al sol no cause importantes daños en la misma. En A.Vogel hemos preparado este listado con unos sencillos consejos sobre cuáles son los cuidados que se deben tener con la piel para poder lucir un bronceado seguro y saludable este verano:

Tomar mucho líquido

hidratación en la mujer

Para mantener bien hidratada la piel es fundamental hidratar también el organismo, para lo que es básico tomar al menos dos litros de agua al día. La hidratación del cuerpo aporta suavidad y brillo a la dermis, ayuda a eliminar toxinas y depura el organismo. Además de agua, también puede resultar útil la toma de jugos puros de frutas u hortalizas frescas, como por ejemplo de zanahoria que, gracias a su contenido en beta caroteno y vitamina A aporta gran cantidad de antioxidantes que permiten proteger a la piel de los rayos solares.

Eliminar las toxinas de la piel

Aceite esencial para la cara

Es fundamental mantener la dermis libre de impurezas, así como hidratarla y nutrirla con  productos naturales. Algunos de los más conocidos son la arcilla, muy útil para absorber toxinas; la sal del Himalaya, aplicada para exfoliaciones, o la miel, en forma de mascarilla, que contiene muchas vitaminas y minerales, que la hacen muy hidratante. Además, puede ser interesante el uso de algas para depurar la piel. Por otro lado, destacan distintas plantas medicinales como el árnica y la caléndula, cuyas flores frescas ayudan a hidratarla y cuidarla.

Seguir una dieta rica y equilibrada

comida-saludable

No solo podemos hidratar el organismo y nuestra dermis con la ingesta de líquido, sino que hay determinados alimentos que ayudan a ello o que incluso sirven de manera directa para cuidarla. Entre ellos están los ricos en omega 3 como los pescados, el lino y algunas microalgas, pues estos ácidos grasos ayudan a reducir los signos del acné y los procesos inflamatorios de la piel. Por su parte, la vitamina C de las naranjas por ejemplo, tiene poder antioxidante que permite a las células defenderse de los radicales libres, y además tiene la capacidad de aumentar la síntesis de colágeno. También son interesantes otras frutas como la sandía, que ayuda a hidratar gracias a su contenido en agua; o los frutos rojos, que previenen su oxidación. En caso de no ingerir la suficiente cantidad de vitamina C a través de la dieta, existen preparados vitamínicos de origen natural que se pueden asimilar mejor que los de origen sintético.

Practicar ejercicio físico

yoga

La práctica de ejercicio físico de forma moderada y regular permite oxigenar las células de la piel, además de mantenerla hidratada. Por otro lado, con el sudor se eliminan células muertas y toxinas. Será necesario, en cualquier caso, tenerla limpia antes de hacer deporte y ducharse enseguida para limpiar cuanto antes las impurezas.

Descansar mucho y bien

Dormir bien

Un buen descanso aporta numerosos beneficios para la salud y para el bienestar de la piel también. Dormir bien ayuda a eliminar toxinas, a regenerar la dermis y a prevenir las arrugas. De hecho, un descanso inadecuado favorece el envejecimiento así como la falta de vitalidad y luminosidad del rostro. Según un estudio publicado por la Escuela del Sueño de una firma británica dormir poco aumenta en un 16% la acumulación de bacterias en la piel, además de incrementarse el número de manchas y rojeces en la misma. Por otro lado, las líneas de expresión y las arrugas se incrementaron en un 45%.

Proteger la piel del sol

Piel en verano

Una vez que hemos preparado nuestro cutis para tomar el sol de manera saludable, es importante protegerla de la radiación solar. Para ello es fundamental el uso de cremas protectoras para evitar quemaduras y daños a largo plazo y evitar las horas de mayor radiación. Por otro lado, puede ser útil el aceite de germen de trigo obtenido por presión en frío que, por su alto contenido en vitamina E, contribuye a proteger las células de la piel del estrés oxidativo y ayuda a paliar los daños producidos por el sol.

 

Compártelo en:
  • Permalink

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
El castaño de Indias, un alivio para las piernas cansadas

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) resulta un alivio eficaz para el síndrome de las piernas cansadas, una patología que...

Cerrar