A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

¿Cómo elaborar una dieta para celiacos?

Por Equipo A. Vogel, el 29 mayo 2018, Salud
¿Cómo elaborar una dieta para celiacos?
¿Te ha gustado?

La celiaquía es una enfermedad que afecta entre un 1 y 3% de la población mundial, según los datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), que calcula que en España existen en torno a unas 450.000 personas celiacas, la mayoría mujeres. Sin embargo, un 75% de aquellos que la padecen están sin diagnosticar, debido a factores como la dificultad en su evaluación o el desconocimiento de esta afección.

La enfermedad celíaca es una patología sistémica autoinmune provocada por el gluten y prolaminas relacionadas y que afecta a personas con predisposición genética, tal y como lo define la FACE. El gluten es una proteína amorfa que está presente en la semilla de cereales como el trigo, el centeno, la espelta, la cebada y el triticale –un híbrido de trigo y centeno–. Da volumen y esponjosidad a los panes y masas horneadas, así como elasticidad y cuerpo, de ahí que sea muy apreciado en la industria alimentaria. Sin embargo, no aporta ni vitaminas ni minerales, por lo que al eliminarlo de la dieta, no conlleva ninguna deficiencia nutricional.

La causa de la celiaquía se desconoce aunque sí se sabe que contribuyen en su desarrollo factores genéticos, ambientales e inmunológicos. La ingesta de gluten provoca en los celiacos una inflamación del intestino delgado, y molestias en el tracto digestivo, aunque la cantidad de cereal ingerida sea mínima. Esto acaba dañando a la mucosa intestinal y a las vellosidades, por tanto, los nutrientes que ingerimos no se podrán absorber correctamente.

Desde A.Vogel hemos elaborado algunos consejos para realizar una dieta sin gluten perfecta para las personas con celiaquía y, así, mantener una nutrición equilibrada.

Consume alimentos genéricos

Estos son todos aquellos que, por su naturaleza, no contienen gluten, debido a que son naturales y no han sido procesados, por lo que son los más recomendables a la hora de elaborar una dieta sin esta proteína. Son alimentos genéricos las frutas y verduras frescas, los huevos ecológicos, pescado azul, frutos secos, etc.

Incorpora alimentos específicos a la dieta

Son aquellos que se han creado en exclusiva para las personas celiacas, como la pasta o el pan sin gluten. En ellos, se han sustituido los cereales con gluten y sus derivados por otros nutrientes aptos para las personas que padecen esta enfermedad. Lo mejor, en estos casos, es optar por alimentos específicos que sean integrales y que lleven la etiqueta de “sin gluten”. No obstante, para mantener las mismas características que su homólogo normal, en ocasiones añaden otros ingredientes como grasas o azúcares para suplir sus necesidades, por lo que es importante tener cuidado con estos productos, no abusar de ellos y siempre revisar bien el etiquetado.

No tomar productos procesados y a granel

Los alimentos procesados y precocinados no deberían consumirse, en realidad, en ningún caso, debido a la cantidad de calorías, grasas y azúcares que llevan. Pero en el caso de las personas celiacas puede suponer, además, un riesgo mayor, puesto que podrían contener gluten. Por otro lado, los celiacos deben evitar los productos a granel o elaborados de forma artesanal ya que, al no tener etiquetado, no se pueden comprobar los ingredientes con los que están hechos. Además, puede haberse producido, en su elaboración, algún tipo de contaminación cruzada.

Cuidado con la contaminación cruzada

Evitar que los alimentos sin gluten no se contaminen con los que sí lo contienen es una de las reglas básicas para todo celiaco. Los restaurantes son los lugares donde, en ocasiones, suelen darse estas situaciones. Esto es así ya que, a pesar de que muchos de ellos tienen en su carta platos aptos para celiacos, pueden utilizar los mismos recipientes, por ejemplo, para todas las comidas, con y sin gluten; o no limpiar estos de forma correcta. Pero también es necesario extremar la precaución en el hogar, almacenando los alimentos sin esta proteína en estantes diferentes y limpiando de forma correcta todo el menaje de la cocina.

Sustituye la madera por otros materiales

La madera es un material muy poroso, por lo que utilizar utensilios de cocina de este material no es muy recomendable para las personas celiacas, ya que resultará más difícil limpiarlos y eliminar todo rastro de gluten. Por eso, es importante que las tablas de cortar y cualquier otra herramienta de cocina, como las cucharas, sean de metal, silicona u otros materiales.

En cualquier caso, si se tienen dudas de si un alimento tiene o no gluten, lo mejor es no arriesgarse y no consumirlo. En definitiva, el único tratamiento eficaz para la celiaquía es una dieta sin gluten durante toda la vida, algo que no está reñido con disfrutar de platos exquisitos, sanos y equilibrados.

 

Compártelo en:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Disfruta de la nieve sin poner en riesgo la salud

Uno de los mayores placeres del invierno es disfrutar de un día en la nieve. Tanto si practicas algún deporte...

Cerrar