¿Cómo afecta no dormir bien a nuestro organismo?

Bienestar

Montse Parada
Montse Parada
@avogeles


12 junio 2019

El insomnio ocasional es uno de los trastornos del sueño más comunes entre los españoles, ya que afecta a cerca del 35% de la población, según datos de la Sociedad Española de Neurología. No dormir el tiempo necesario no solo supone sentirnos más cansados al día siguiente sino que puede ser el origen de otros problemas, como el sobrepeso o los resfriados, que tienen un impacto negativo en nuestra salud.  

Aunque hay que tener en cuenta diferentes factores, como la edad o el estilo de vida, de media, un adulto sano necesita dormir entre siete y nueve horas al día. Sin embargo, no solo se trata del tiempo que dormimos, también influye  la calidad de nuestro descanso, porque no es lo mismo dormir del tirón que despertarse varias veces a lo largo de la noche.

Desde A.Vogel, os queremos explicar cómo afecta al organismo no dormir bien y qué podemos hacer para conseguir un descanso reparador.

¿Qué pasa cuando dormimos mal?

Insomnio y problemas para dormir

Cuando el tiempo y la calidad del sueño no es la adecuada, nuestro organismo no consigue recuperarse del desgaste físico y mental del día a día. En este sentido, la Sociedad Española del Sueño nos advierte que dormir poco se asocia a problemas relacionados con el funcionamiento cognitivo, la motivación y la emoción, que pueden ser origen de problemas como la depresión.

Asimismo, la dificultad a la hora de conciliar el sueño puede afectar a la salud cardiovascular. De hecho, un estudio publicado en la revista Circulation, ha confirmado que aquellas personas que padecen insomnio tienen un mayor riesgo de sufrir problemas relacionados con el corazón.

La respuesta de nuestro sistema inmune ante el ataque de virus y bacterias también se puede ver afectada por el insomnio pues, tal y como demuestran diversos estudios científicos, la calidad del sueño y la respuesta inmune tienen una fuerte relación. La privación del sueño se traduce en problemas en la función inmunológica, lo que nos hace más vulnerables al ataque de los virus. Así, según una investigación publicada en la revista Sleep, dormir menos de seis horas al día multiplica por cuatro el riesgo de sufrir resfriados.

También, la falta de sueño influye en nuestro metabolismo y podría estar relacionada con el aumento de peso pues, según especialistas en dietética y nutrición, la duración del sueño afecta a las hormonas que regulan el apetito -la grelina y la leptina-  lo que aumentaría las ganas  de comer por la noche, incidiendo en el aumento de peso.

¿Cómo conseguir un descanso reparador?

Mujer durmiendo

Como os habéis podido dar cuenta dormir mal no solo se traduce en estar cansados al día siguiente, también aumenta el riesgo de otros problemas de salud. Para poder prevenirlos, os hemos preparado una serie de consejos para conseguir un descanso reparador de forma natural.

  • Establece unos horarios fijos para dormir y despertarte.
  • ¡No te lleves el ordenador ni el móvil a la cama!
  • Practica ejercicio físico pero siempre por la mañana, nunca antes de acostarte.
  • Relájate antes de irte a la cama ¡Prueba a meditar un poco!
  • No bebas demasiada agua antes de acostarte, porque tendrás que levantarte para ir al baño.
  • Duerme con ropa cómoda.
  • Confía en plantas medicinales relajantes como la valeriana, la pasiflora o el lúpulo.

La valeriana y el lúpulo, ayuda natural para descansar

Valeriana

La valeriana (Valeriana officinalis L.) es una de las plantas medicinales más utilizadas por sus propiedades medicinales, ya que su raíz posee una  acción sedante e inductora del sueño. En la actualidad, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) acepta su uso tradicional para el alivio de los síntomas leves de estrés mental y para facilitar el sueño. Asimismo, la Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia (ESCOP) aprueba su uso para el alivio de los episodios de tensión nerviosa leve y la dificultad para conciliar el sueño.

Otra planta medicinal que se ha utilizado como tranquilizante natural es el lúpulo (Humulus lupulus L.). Tanto la ESCOP como la EMA aprueban su uso tradicional para aliviar los síntomas de estrés mental y para facilitar el sueño. Además, para estas indicaciones, es frecuente que se combine con otras plantas, especialmente la raíz de valeriana.

Lúpulo

Algunos preparados de plantas medicinales combinan la raíz fresca de valeriana con los estróbilos del lúpulo para conseguir un sueño reparador. Según un estudio aleatorizado a doble ciego publicado en la revista Fitoterapia, la administración de un preparado de valeriana y lúpulo mejora la calidad del sueño. Una ventaja añadida de ambas plantas es que reducen la ansiedad y favorecen el sueño sin producir somnolencia diurna.

Dormeasan gotas es nuestro complemento alimenticio a base de raíz fresca de valeriana y estróbilos de lúpulo recién recolectados, apto para veganos, que se puede tomar disuelto en agua, endulzada con miel o azúcar.

Enciclopedia de las plantas

Aquí hemos recopilado información sobre las propiedades y usos tradicionales de las plantas medicinales para dar una visión más profunda del mundo de las plantas.

Leer más

Blog A.Vogel:
natural y saludable

¡Inspiración y consejos de salud para una vida sana!

Ir al blog

Alfred Vogel - Descubra una persona excepcional y fascinante

La Naturaleza nos proporciona todo lo necesario para proteger y mantener nuestra salud

Ver el vídeo