A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Fibromialgia: 5 consejos para aliviar el dolor muscular

Por Equipo A. Vogel, el 11 mayo 2018, Plantas medicinales, Salud
Fibromialgia: 5 consejos para aliviar el dolor muscular
5 (100%) 2 opiniones

En ocasiones, sentir dolor muscular y fatiga es consecuencia de largas jornadas de trabajo, los hijos, el estrés y, en definitiva, de la rutina diaria. Sin embargo, esto no siempre es así, y estas molestias pueden derivar de afecciones como la fibromialgia. Según un estudio de la Sociedad Española de Reumatología (SER), entre el 2% y el 4% de la población española padece esta enfermedad, cifras que suponen más de un millón de personas mayores de 18 años en España.

La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta de forma mayoritaria a las mujeres de mediana edad y cuyos síntomas más característicos son un intenso dolor generalizado y fatiga. Este dolor suele localizarse en 18 puntos de presión llamados puntos sensibles, localizados, por norma general, en el cuello, los hombros, las extremidades, la espalda o la cadera, entre otros. No obstante, estas molestias suelen coexistir con otro tipo de alteraciones, como trastornos del sueño, cansancio, rigidez muscular –sobre todo por las mañanas–, dolor de cabeza, hormigueo o adormecimiento de las extremidades, dificultad para concentrarse, ansiedad o, incluso, depresión.

A día de hoy, se desconocen las causas por las que se origina esta afección crónica, aunque se cree que su origen puede estar en una alteración en el Sistema Nervioso Central. Con motivo del Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica, que se celebra cada 12 de mayo, desde A.Vogel hemos recopilado algunos consejos que pueden ayudar a sobrellevar mejor los síntomas de la fibromialgia y poder disfrutar de una vida más saludable:

Controla las emociones

Cuando una persona con fibromialgia no consigue aliviar los dolores musculares que padece, es fácil que vengan a su mente sentimientos negativos, como frustración, estrés o ira por no conseguir apaciguarlos. Por eso, es importante aprender a controlar las emociones para, así, lograr que no aparezcan los pensamientos negativos. Asimismo, se deben evitar las situaciones que favorezcan episodios de estrés. Una buena forma de conseguirlo es con la práctica de técnicas como la meditación o el mindfulness.

Lleva un estilo de vida saludable

Mantener una dieta variada y equilibrada, baja en grasas y rica en frutas y verduras frescas, legumbres, cereales y frutos secos, ayuda a limpiar el organismo y a eliminar toxinas. Además, otro aspecto terapéutico para la fibromialgia es la práctica de deporte, siempre y cuando este esté adaptado a la enfermedad, como caminar, nadar o realizar actividades como el yoga o el pilates. Esto es así porque no solo sirve para mantenerse en forma, sino también hace que disminuya el dolor, la sensación de fatiga y la ansiedad o la depresión. Aunque es importante no hacer sobreesfuerzos, de ahí que el ejercicio deba ser moderado.

Confía en las plantas medicinales frescas

El harpagofito es una de las plantas medicinales más utilizadas por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Tomar preparados fitoterápicos a base de raíz de harpagofito ayuda a reducir los dolores lumbares, por lo que es una buena opción en caso de padecer fibromialgia. De todos modos, antes de recurrir a ellos debemos consultarlo antes con el médico.

Habla con familiares y amigos

La fibromialgia es una patología muy complicada de describir y de diagnosticar, debido a la dificultad de percibir el dolor de los pacientes. Es por esta razón por la cual familiares o amigos pueden dudar sobre la realidad de la enfermedad y, por tanto, la persona que lo padece, al sentirse incomprendido, tiende a aislarse. Por eso, es importante comunicar y transmitir a los allegados lo que ocurre con sinceridad, para que lo comprendan y puedan ayudarle. Este apoyo favorecerá que se afronte la enfermedad de una forma más positiva.

Duerme lo suficiente

El descanso es imprescindible en cualquier caso pero para una persona con fibromialgia, más aún. No debemos escatimar en horas de sueño y dormir, al menos, ocho horas. Si, como consecuencia de esta afección crónica aparecen trastornos como el insomnio, se puede recurrir a plantas medicinales como la valeriana que, combinada con estróbilos de lúpulo, favorecen el sueño profundo y reparador.

No todos los pacientes tienen los mismos síntomas y ni siquiera estos se manifiestan con la misma intensidad. Además, esta afección crónica es imprevisible, puesto que las molestias aparecen como brotes o crisis y cada persona evoluciona de una manera, de ahí la dificultad de dar con las causas de la fibromialgia. Por ello, estos consejos pueden ayudar a controlar la enfermedad y convivir con ella de una forma más llevadera.

Compártelo en:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reacciones

  • MANOLO, 1 mes geleden

    Me gustarìa conocer màs comentarios ,sufro de artrosis cervical hace 8 años.
    Gracias por su sugerencia

  • Leer más
    ¡Haz saludable la vuelta al cole de tus hijos!

    Es septiembre, mes de recuperar rutinas, volver al trabajo y empezar nuevos retos. Y es el mes de la vuelta...

    Cerrar