¿Cómo saber si tienes gripe o resfriado?

Reconoce los síntomas de la gripe y el resfriado en invierno.

Sistema inmune

Montse Parada
Montse Parada
@avogeles


09 enero 2020

Es necesario reconocer los síntomas de la gripe y el resfriado para poder aplicar el tratamiento oportuno y solucionar estos molestos problemas de salud, muy frecuentes durante el invierno. Para ello, te vamos a explicar cuáles son las principales diferencias entre la gripe y el resfriado.

Resfriado común: causas y síntomas

Empezamos por el resfriado común, o catarro, una enfermedad infecciosa leve, pero muy contagiosa, que afecta a las vías respiratorias y que puede estar causada por más 200 virus diferentes, entre ellos, el rinovirus o el coronavirus.

Los principales síntomas del resfriado común son:

  • Estornudos
  • Goteo y congestión nasal
  • Tos productiva (con mocos)
  • Dolor de garganta
  • Irritación de los ojos
  • Fiebre baja, pero es poco frecuente

El resfriado común no suele presentar complicaciones y empezaremos a sentirnos mejor después de 5-7 días, aunque puede que sigamos con tos residual.

Gripe: causas y síntomas

La gripe, o influenza, también es una enfermedad infecciosa de origen vírico que afecta a las vías respiratorias pero, a diferencia del resfriado, sólo la causa una familia de virus: influenza A, B y C, siendo los dos últimos los que más afectan a las personas, sobre todo en invierno.

Contagiarse de gripe es muy fácil, ya que el virus se transmite por el aire mediante gotas de saliva que se expulsan al hablar o toser. Para que os hagáis una idea, se puede transmitir tan solo con saludar con dos besos o con un apretón de manos y, tras el contagio, los síntomas suelen aparecer a las 24 horas.

Los principales síntomas de la gripe son:

  • Dolor muscular
  • Agotamiento
  • Tos seca e irritativa
  • Dolor de cabeza intenso
  • Escalofríos
  • Fiebre alta

Los síntomas de la gripe suelen durar entre 7 y 15 días hasta que nos volvemos a sentir bien. Se trata de una enfermedad a la que debemos prestar especial atención ya que pueden producirse complicaciones, incluso en forma de neumonía, sobre todo en grupos de riesgo como las personas mayores y los niños.

¿Cómo diferenciar la gripe de los resfriados?       

Como ya hemos visto, la gripe y el resfriado comparten algunos síntomas comunes como la tos y el dolor de garganta. Pero te explicamos cuáles son, generalmente, sus principales diferencias:

  • Si estornudas y tienes la nariz tapada es resfriado y no gripe.
  • Si te duele la cabeza y te sientes agotado, como para no salir de la cama, es gripe.
  • Si toses con flemas es resfriado pero si tienes tos seca se trata de gripe.
  • Si tienes fiebre alta y escalofríos es gripe.
  • Si sufres congestión nasal se trata de un resfriado, ya que en la gripe la nariz suele estar más bien despejada.

Tratamientos naturales para la gripe y el resfriado

Tanto la gripe como el resfriado son enfermedades causadas por virus, por lo que no es aconsejable tomar antibióticos para tratar sus síntomas ¡No van a hacerte nada!

Lo normal es que los síntomas de la gripe y el resfriado desaparezcan por sí solos pero, al causar malestar físico intenso, es normal que recurramos a soluciones para mitigar la intensidad de los síntomas. En este sentido, los preparados a base de plantas medicinales han demostrado ser eficaces, seguros y con menos efectos secundarios que los fármacos de síntesis.

Las plantas medicinales más utilizadas para el tratamiento de la gripe y los resfriados son la equinácea, el saúco, la drosera, la hiedra y las yemas de abeto.

Echinacea, planta medicinal para la gripe y el resfriado

  • Echinacea: es una planta medicinal que potencia las defensas del organismo y le ayuda a combatir los virus, gracias a su actividad inmunomoduladora. Puede utilizarse de forma preventiva o cuando ya estamos enfermos, ya que acorta los síntomas de la gripe y del resfriado.
  • Saúco: posee acción antiviral y revitalizante de las defensas naturales del cuerpo y contribuye a reducir la intensidad de los síntomas gripales y del resfriado.
  • Drosera: ayuda a reducir la tos seca e irritativa gracias a sus propiedades antitusígenas y antiespasmódicas. También tiene acción expectorante.
  • Hiedra: contribuye al mantenimiento de la salud del tracto respiratorio, ya que es un buen expectorante para ayudar a expulsar mejor las flemas.
  • Yemas de abeto: frenan la tos característica de los procesos catarrales. Tienen también efecto antiséptico, por lo que se utilizan para mejorar la irritación de garganta.

Además, ante un proceso gripal o un resfriado, es importante mantenernos hidratados y guardar reposo mientras estemos enfermos. Asimismo, si observamos que los síntomas no remiten tendremos que acudir a nuestro médico de cabecera para que evalúe si sufrimos alguna complicación.

¿Dieta depurativa?

Depurar nos ayuda a eliminar toxinas y a recuperar nuestro equilibrio

Biotta Semana Wellness: la semana depurativa de jugos Biotta. Jugos puros y 100% bio

Enciclopedia de las plantas

Aquí hemos recopilado información sobre las propiedades y usos tradicionales de las plantas medicinales para dar una visión más profunda del mundo de las plantas.

Leer más

Blog A.Vogel:
natural y saludable

¡Inspiración y consejos de salud para una vida sana!

Ir al blog

Alfred Vogel - Descubra una persona excepcional y fascinante

La Naturaleza nos proporciona todo lo necesario para proteger y mantener nuestra salud

Ver el vídeo