A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

7 hábitos que están adelantando tu envejecimiento

Por Equipo A. Vogel, el 23 febrero 2018, Salud
7 hábitos que están adelantando tu envejecimiento
¿Te ha gustado?

No podemos detener el paso de los años. El envejecimiento es un proceso natural que nadie puede evitar aunque, a veces, lo aceleramos de forma inconsciente con nuestras acciones y conductas. En muchas ocasiones, no es el tiempo ni la genética los que intervienen, sino ciertos hábitos que se tienen en el día a día y que pueden hacer que nuestra vitalidad sea la de una persona más mayor de lo que realmente somos.

Desde A.Vogel hemos elaborado una lista de algunos de los hábitos que te pasan factura y favorecen el envejecimiento. Cambiando estos hábitos de tu vida, te sentirás mejor por dentro y por fuera.

Dormir poco

Durante las horas de sueño, nuestro cuerpo aprovecha y comienza un proceso de regeneración y renovación, con el fin de recuperarse del desgaste que el organismo tiene durante todo el día. Por ello, no dormir lo suficiente no solo puede regalarnos las clásicas ojeras al día siguiente. De hecho, hay estudios que indican que el número de horas de sueño influye de forma directa en su funcionalidad y su ritmo de envejecimiento. Por tanto, lo más recomendable es dormir entre siete y ocho horas diarias.

Sedentarismo

Pasarse las horas sentado en el sofá viendo la televisión no nos va a servir de nada y, menos, para vernos bien. Realizar de forma frecuente ejercicio es positivo para disfrutar de una buena salud, ya que conseguirás una buena condición física y te sentirás bien y equilibrado. Con el deporte se eliminan toxinas del organismo, favoreciendo la limpieza de la piel, por lo que esta se verá más saludable.

Malos hábitos como el alcohol o el tabaco

Las personas fumadoras tienen más riesgo de padecer casi cualquier enfermedad que una que no fuma. Con el alcohol, pasa algo parecido. Ambos hábitos contienen elementos nocivos que pueden causar un envejecimiento prematuro de la piel, por lo que lo mejor es olvidar estos tóxicos.

Exceso de comida basura o dulces

Está claro que la alimentación es la base para que tengamos una buena salud. Alimentos procesados, con muchas grasas saturadas y azúcares nunca nos harán bien en nuestra dieta. Por eso, esta debe ser lo más equilibrada y saludable posible, con alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales –como las frutas y verduras frescas, los cereales integrales o el pescado azul– que son los que necesita el organismo para mantener una buena salud por dentro y por fuera y reducir, así, el riesgo de envejecimiento prematuro.

Estrés y preocupaciones

Las emociones afectan y mucho a la salud y a nuestra vitalidad. Diversos estudios señalan que cualquier tipo de estrés puede causar un envejecimiento prematuro. Además, está asociado a otras enfermedades, como las cardiovasculares o hipertensión, entre otras. La mente está conectada con el resto del cuerpo y si esta no se encuentra bien, el organismo tampoco lo estará. Por eso, es importante dejar a un lado los pensamientos negativos, pensar en positivo, vivir de forma plena y centrarse en todo lo bueno que nos rodea.

Beber poca agua

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), los hombres deben consumir 2,5 litros de agua y las mujeres 2 litros al día. Esta diferencia entre sexos es por una cuestión de peso y volumen corporal. En cualquier caso, el ser humano necesita beber agua a menudo para estar hidratado, por dentro y por fuera, ya que también mantendrá la piel en un estado saludable. Si no bebemos lo suficiente, nuestra dermis estará más seca, tirante y más envejecida.

No cuidar nuestra piel

No solo debemos hidratar la piel bebiendo agua, también hay que seguir una rutina diaria de cuidado. Limpiando la piel cada día y aplicando crema hidratante, conseguiremos que tenga una apariencia saludable, sin impurezas ni problemas cutáneos. Asimismo, hay tener claro que es importante protegernos del sol durante todo el año, no solo en invierno, ya que una exposición excesiva a los rayos solares sin protección es garantía de un envejecimiento prematuro de la piel.

Si cambiamos estos malos hábitos y seguimos otros más saludables, como una buena alimentación, la práctica de deporte, descansar y mantener una actitud positiva, conseguiremos vernos mejor y estar más sanos, sin importar el paso de los años.

Compártelo en:
  • Permalink
  • etiquetas:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Las 9 cosas que no sabías sobre el hipérico

El hipérico (Hypericym perforatum L.) es una planta medicinal muy conocida por sus propiedades cicatrizantes, sobre todo el aceite que se obtiene...

Cerrar