La hipertensión arterial, un indicador de riesgo cardiovascular

Salud cardiovascular

Montse Parada
Montse Parada
@avogeles


13 mayo 2017

La hipertensión es el aumento  persistente de la presión arterial, que es la que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Una correcta tensión arterial es imprescindible para la circulación sanguínea por los vasos y el aporte de oxígeno y nutrientes a todos los órganos  para su correcto funcionamiento.

Circulacion sanguinea

El exceso de presión arterial daña el sistema vascular, por lo que cualquier órgano puede resultar afectado. Además, el corazón debe realizar un mayor trabajo, provocando que las paredes del mismo aumenten de tamaño y que éste necesite más sangre para alimentarse.

Cuando las arterias no son capaces de aportársela, se produce angina o infarto de miocardio. También, este exceso de trabajo del corazón termina por agotarle, ocasionando insuficiencia cardiaca. Otros órganos que resultan dañados por la hipertensión son el riñón, pues puede desencadenar una insuficiencia renal; el cerebro, cuyo daño en sus arterias conduce a infartos cerebrales o hemorragias; o la vista, por la afectación en los pequeños vasos de la retina.

La presión arterial normal en adultos es de 120 milímetros (mm) de mercurio, cuando el corazón late (tensión sistólica), y de 80 mm, cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). Si la tensión sistólica es igual o superior a 140 milímetros de mercurio y la diastólica igual o superior a 90, la tensión arterial se considera alta.

Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial en A.Vogel ofrecemos algunos consejos para prevenir y controlar la presión sanguínea elevada:

Seguir una alimentación saludable

alimentación saludable

En la que el consumo de sal sea menor a 5 gramos diarios (algo menos que una cucharadita de café), comer cinco porciones de frutas y verduras frescas y reducir las grasas, en especial las saturadas y de origen animal. Un buen ejemplo es la Dieta DASH, promovida por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI).

Practicar ejercicio físico

ejercicio físico

Realizar al menos 30 minutos de actividad física al día nos ayudar a mantener un peso normal, lo que sirve para prevenir la hipertensión. Según la OMS, cada pérdida de 5 kg. de exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre 2 y 10 puntos.

· Renunciar al tabaco y al alcohol

El tabaco

Confiar en las plantas medicinales

Ajo

Algunas plantas como el ajo (Allium sativum L.) pueden ser de gran ayuda ya que, según la ESCOP, su uso mejora la circulación en los trastornos vasculares arteriales periféricos: hipertensión arterial, arteriopatías, claudicación intermitente, prevención de tromboembolismos.

Evitar el estrés

Evitar el estrés

Reducir las situaciones de estrés de manera saludable a través de la meditación y las relaciones sociales positivas nos ayudará a controlar la hipertensión debida alteraciones emocionales como nerviosismo, insomnio, etc., provocadas por éste.

Enciclopedia de las plantas

Aquí hemos recopilado información sobre las propiedades y usos tradicionales de las plantas medicinales para dar una visión más profunda del mundo de las plantas.

Leer más

Blog A.Vogel:
natural y saludable

¡Inspiración y consejos de salud para una vida sana!

Ir al blog

Alfred Vogel - Descubra una persona excepcional y fascinante

La Naturaleza nos proporciona todo lo necesario para proteger y mantener nuestra salud

Ver el vídeo