El perejil, un excelente diurético natural

El perejil (Petroselinum sativum Hoffm.) es una planta aromática perteneciente la misma familia que el hinojo y el apio, las Umbelíferas.

Plantas medicinales | Recetas | Alimentación

Montse Parada
Montse Parada
@avogeles


22 julio 2017

Esta planta crece hasta alcanzar una altura media de 35 centímetros en estado silvestre, o hasta 60 si se cultiva. De cada uno de los tallos pueden nacer siete u ocho hojas planas en forma de trébol dentado de color verde oscuro. Sus flores, minúsculas, se agrupan en umbelas que miden unos seis centímetros, son aplanadas y tienen un tono amarillo verdoso. En cuanto a los frutos, alcanzan los tres milímetros, y pueden conservarse durante dos años.

EPerejill perejil es una excelente fuente de vitaminas A, B (B1 y B2) y C, tiene importantes cantidades de minerales, como el hierro, calcio, potasio, fósforo, yodo o magnesio. Favorece una buena digestión y, gracias a su aporte de fibra, contribuye a regularizar el tránsito intestinal.

Según la Comisión E, comité alemán creado para determinar si las plantas medicinales comercializadas son inocuas o eficaces, está comprobado que las hojas y raíces del perejil funcionan como diurético en caso de infecciones urinarias y previene y trata la litiasis (terapia de lavado de las vías urinarias), siempre y cuando se acompañe de la ingesta de líquidos. Además, se emplea en caso de anemia, convalecencia, inapetencia, dispepsias y flatulencias. Y las hojas masticadas se usan para combatir la halitosis.

En la antigüedad, para los griegos era símbolo sagrado de alegría y fiesta, aunque también significaba nacimiento o resurrección. Por eso, colocaban ramos de perejil sobre las tumbas de sus familiares fallecidos, con el fin de honrarles. Por su parte, los luchadores en Roma utilizaban esta planta antes de los combates como fuente de fortaleza y astucia, mientras que se dice que los anglosajones la utilizaban para tratar las fracturas de cráneo que se producían en las batallas.

Es difícil pensar en algún plato culinario que no acepte el perejil, puesto que es un condimento que combina muy bien con cualquier  verdura, ensalada, pescados, carnes o incluso en batidos verdes, junto a frutas frescas. Asimismo puede tomarse como infusión. Sin embargo, no es aconsejable un consumo excesivo para las embarazadas, ya que podría estimular el útero, Y tampoco para personas que sufren de insuficiencia renal.

Mini receta: Infusión de perejil

En A.Vogel os proponemos esta receta muy sencilla y rápida. El té de perejil se ha utilizado durante siglos por sus propiedades terapéuticas. Se puede tomar esta infusión tanto fría como caliente.

Ingredientes:

1 cucharada de perejil fresco y una taza de agua

Te de perejil

Preparación:

Poner el agua en un cazo y calentar hasta su ebullición. Colocar el perejil en la taza y verter el agua caliente. Se deja reposar la mezcla durante cinco minutos, cubriéndolo con una tapa o un plato. Una vez pasado este tiempo, se retiran las hojas de la taza con un colador, y a disfrutar de esta bebida.

Mini receta: Tortilla de perejil y cebollino

Ingredientes:

2 huevos, 2 cucharadas soperas de perejil y cebollino fresco y sal Herbamare.

Preparación:

Batir todos los ingredientes hasta que el huevo esté bien homogéneo. Cocinar como cualquier tortilla, en la sartén, con un poco de aceite de oliva.

Enciclopedia de las plantas

Aquí hemos recopilado información sobre las propiedades y usos tradicionales de las plantas medicinales para dar una visión más profunda del mundo de las plantas.

Leer más

Blog A.Vogel:
natural y saludable

¡Inspiración y consejos de salud para una vida sana!

Ir al blog

Alfred Vogel - Descubra una persona excepcional y fascinante

La Naturaleza nos proporciona todo lo necesario para proteger y mantener nuestra salud

Ver el vídeo