A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

¿Qué implica ser flexitariano?

Por Maria Tutusaus, el 26 julio 2017, Salud

Las dietas están de moda pues existen infinitas opciones que se ajustan a las necesidades, gustos y estilos de vida de cada uno. Lo cierto es que cada vez hay más personas que se conciencian sobre la importancia de incluir en la alimentación todos los grupos de nutrientes en su justa medida. Esa parece ser la clave del flexitariano, el equilibrio y la frecuencia con la que se comen los alimentos.

Un flexitariano, llamado vegetariano con derechos, basa su alimentación diaria en la dieta vegetariana, pero de manera ocasional y excepcional consume productos de origen animal como pescados, carnes, mariscos o aves. Quien la sigue, toma estos alimentos según su criterio y estilo de vida, sin normas y con total libertad. Puede ser que decida incluir huevos y pescado de manera esporádica en su dieta habitual o puede ser que cumpla de manera estricta con la vegetariana y en ocasiones especiales (reuniones de amigos, celebraciones, fiestas, etc.) consuma carne y pescado. El origen de este término se atribuye a la periodista Linda Anthony que en 1992 escribió un reportaje sobre un restaurante llamado Acorn en el que aseguraba que se servía comida flexitariana. Según ella, su cocina se basaba en vegetales, legumbres y cereales con una ligera presencia de productos de origen animal.

Aunque hay diversas opiniones en torno a esta corriente, los defensores de la dieta flexitariana indican que es saludable y equilibrada, de hecho se aproxima en cierta medida a las recomendaciones de la pirámide nutricional. Además, es baja en grasas saturadas y en colesterol y alta en nutrientes y fibra, por lo que serviría para prevenir distintos problemas de salud. Por otro lado, gracias al consumo esporádico de los alimentos de origen animal, también tiene el aporte de proteínas, ácidos grasos Omega 3 y vitaminas necesarios para un buen equilibrio nutricional.

Dieta flexitariana

Asimismo, ser flexitariano implica tener mayor conciencia sobre el maltrato animal y el medio ambiente. Se procura consumir productos procedentes de la agricultura biológica, la ganadería extensiva y la pesca sostenible, y siguen unos métodos de preparación más saludables.

Las personas flexitarianas suelen cocinar muy variado e incluir platos innovadores, como los conocidos trampantojos, es decir, aquellos platos que juegan de manera visual con quien se lo come, puesto que parecen una cosa y en realidad son otra. Un buen ejemplo pueden ser las hamburguesas de lentejas, magdalenas de zanahoria, o el chorizo y el queso vegano.

Muffins salados de huevo y verduras

En A.Vogel os proponemos una receta basada en verduras que incorpora huevos, ideal para la dieta flexitariana. Se trata de unos muffins salados de huevo y verduras, un tentempié que podemos incorporar al desayuno o a media tarde antes de la cena. La base es incluir los vegetales que más nos gustan y aderezarlo con Herbamare. Con ella tendremos un delicioso aperitivo con importantes nutrientes.

muffins-salados

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite
  • 1/4 de cucharadita de sal Herbamare
  • 1/3 de cebolla mediana picada
  • 1 diente de ajo triturado
  • Selección de hierbas, especias y verduras picadas
  • 6 huevos ecológicos enteros de tamaño mediano
  • 100 g de claras de huevo ecológico

Verduras: algunas sugerencias pueden ser las espinacas, pimientos, brócoli, champiñones, tomates cherry ¡Hay que ser creativo!

Preparación:

  1. Calienta una cacerola a fuego medio con el aceite y la sal Herbamare®. Saltea la cebolla picada y el ajo machacado durante unos 5 minutos.
  2. Añade todos los vegetales elegidos y mezcla todo durante otros 5 minutos y luego retira del fuego.
  3. En un cuenco, mezcla los 6 huevos enteros y los 100 g de claras de huevo.
  4. Mezcla las verduras con el huevo y vierte en una bandeja de magdalenas engrasada.
  5. Hornea a 180º durante 20-25 minutos hasta que la parte superior tenga un color dorado. Deja enfriar durante 15 minutos antes de retirarlos de la bandeja.

Puedes conservar tus muffins en un envase hermético durante cinco días en el frigorífico. ¡Bon appetit!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Leer más
Deliciosa receta de ensalada de primavera

Con la llegada de la primavera, aumentan las horas de sol, el buen tiempo y alimentos de temporada ricos en...

Cerrar