A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Alimentos ecológicos, claves para una alimentación saludable

Por Maria Tutusaus, el 1 febrero 2018, Salud

La presencia de los alimentos ecológicos en las estanterías de los supermercados es, cada vez, mayor. Se trata de un sector que sigue, año tras año, impulsándose con fuerza. De hecho, España ocupa el primer lugar en superficie de agricultura ecológica de la Unión Europea y el cuarto puesto a nivel mundial, según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). La demanda de estos productos sigue en aumento, tal y como indica el último informe de esta institución elaborado en 2017 sobre la producción en este campo. Así, en 2016 su consumo aumentó un 12,5% con respecto al año anterior, hasta alcanzar los 1.685,5 millones de euros.

Pero, realmente ¿cuál es el significado de un producto ecológico? Se trata de aquellos alimentos que provienen de la agricultura ecológica y que se producen sin la utilización de sustancias químicas de síntesis, como pesticidas, fertilizantes o medicamentos, respetando el medio ambiente. Además, tampoco se usan componentes artificiales, como aditivos, colorantes, saborizantes o aromas a no ser que estén incluidos en una lista de sustancias con autorización para poder ser utilizados.

Consumir productos ecológicos conlleva una serie de beneficios. Entre ellos, está la calidad de los mismos. Es cierto que tanto estos alimentos como los elaborados de forma convencional deben reunir los mismos estándares de calidad para cumplir con la normativa europea alimentaria. Sin embargo, los productores ecológicos utilizan determinadas técnicas, como la rotación de cultivos y variedades resistentes, en lugar de los productos químicos, para evitar plagas o malas hierbas. La conservación de los productos, manteniéndolos lo más frescos posibles y teniendo en cuenta la estacionalidad y los mercados locales también garantizan ese aporte extra de calidad.

Asimismo, ofrecen cierta seguridad, ya que estos productos deben estar certificados por un órgano de control autorizado que garantice su procedencia de la agricultura ecológica. Así, en el caso de España, es la Unión Europea quien se encarga de regular y controlar esta producción. Para diferenciar un alimento ecológico de otro que no lo es, basta con comprobar que lleve impreso el logotipo de esta institución, así como el código numérico de la entidad de control de quien depende el responsable del producto. Asimismo, podrán incluir también otros distintivos, como los de denominación de origen, la propia marca o las especificaciones de la producción ecológica.

En cuanto al sabor, no es que los productos ecológicos sepan mejor que los convencionales, sino que, al estar elaborados de una forma más natural, con fertilizantes orgánicos y sin aditivos químicos, estos conservan los aromas, el color y el sabor auténticos y tradicionales. Además, el hecho de que estén libres de residuos tóxicos –procedentes de pesticidas, aditivos, conservantes o insecticidas–, hace que sean más saludables y nutritivos, puesto que el organismo asimila mejor estos alimentos.

Otro de los beneficios de los alimentos ecológicos es que son respetuosos con el medioambiente y favorecen la biodiversidad. Todo ello gracias a todos estos métodos y técnicas que se utilizan, que respetan la naturaleza, contaminan menos, no generan residuos y, además, hacen que aumente la actividad biológica del suelo. Se trata de una forma sostenible de producir, haciendo un uso racional de los recursos naturales.

Los alimentos ecológicos necesitan más tiempo para ser elaborados, así como más dedicación y trabajo. Además, al estar sometidos a determinados controles, los costes de producción son más elevados que en el caso de los productos convencionales. Algo que, al final, se ve reflejado en el precio final.  Aunque esto puede suponer, en un primer momento, un inconveniente, en realidad puede verse como un extra de calidad, gracias al resto de beneficios que tiene, como el respeto por el medio ambiente. De todos modos, los precios se han reducido en los últimos años, gracias en parte al aumento de su demanda por parte de los consumidores.

En cualquier caso, estas ventajas convierten a este tipo de productos en una apuesta segura para garantizar una alimentación saludable. De esta forma, nos ayudarán a cuidarnos de la mejor manera posible, con productos naturales que, además, garantizan la sostenibilidad del medioambiente.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Leer más
Los casos de gripe se multiplican con el inicio del año

Las últimas semanas del año y el inicio de 2017 han estado marcados por un aumento significativo del número de...

Cerrar