A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

¿Qué hay que hacer para cuidar la próstata?

Por Equipo A. Vogel, el 15 septiembre 2018, Salud
¿Qué hay que hacer para cuidar la próstata?
5 (100%) 1 opinione

El 15 de septiembre se celebra el Día Europeo de la Salud Prostática con el objetivo de concienciar a la población masculina sobre las enfermedades de la próstata. Aunque estas son muy frecuentes a partir de los 50 años, lo cierto es que los hombres no las tienen muy en cuenta; hasta el punto de que solo el 10% de ellos acude con periodicidad al urólogo, según diferentes estadísticas.

A partir de la mediana edad, la enfermedad prostática más común -ya que puede afectar a más de la mitad de los hombres- es la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP). Se trata de un agrandamiento progresivo de la glándula prostática que puede provocar problemas para orinar y -si no se siguen unos correctos hábitos de vida- puede evolucionar más rápido y ocasionar otros inconvenientes. Por todo ello, es fundamental seguir unas claves para tener una buena salud prostática:

· Mantener una correcta hidratación

Conviene tomar entre un litro y medio y dos de agua al día para contribuir a mejorar los hábitos miccionales y el entrenamiento vesical. Por otro lado, los hombres con problemas de próstata deberán tener precaución y procurar no beber en exceso antes de un viaje largo o de acostarse.

· Huir de las grasas saturadas y del azúcar

Las grasas saturadas de origen animal, como las carnes rojas, así como el azúcar, pueden contribuir al aumento de peso y al desarrollo de enfermedades -como las cardiovasculares- que no contribuyen a una buena salud prostática. También es conveniente huir de las comidas picantes y ácidas.

· No consumir alcohol ni tabaco

El alcohol es un irritante del sistema digestivo y de la próstata, por lo que puede incrementar los síntomas derivados de la hiperplasia benigna de próstata y causar molestias en esta glándula. Asimismo, el tabaco es uno de los principales factores de riesgo para los problemas urinarios y de próstata y, si ya se padecen, los puede agravar.

· Llenar la nevera de alimentos frescos y saludables

Basar la alimentación en alimentos frescos como hortalizas, frutas y verduras, aporta la cantidad necesaria de vitaminas y minerales para mantener la salud. Una dieta equilibrada es la mejor manera de prevenir enfermedades, incluidas la de la próstata. Por ejemplo, para seguir una dieta buena para la próstata es aconsejable incluir alimentos ricos en vitamina E y zinc, tomates, calabazas y pescado azul.

· Prevenir el estreñimiento:

La inflamación de la próstata puede obstruir el intestino y dificultar la evacuación, por lo que se recomienda comer alimentos ricos en fibra dietética, por ejemplo, las semillas de lino o las espinacas, que permitan regular el tránsito intestinal.

· Controlar el peso

La obesidad es cada vez más prevalente entre los varones de mayor edad, un grupo de riesgo de enfermedades de próstata. De hecho, según los expertos, el exceso de peso, especialmente alrededor de la cintura, aumenta el riesgo del agrandamiento de la próstata. Por ello, llevar un estilo de vida que ayude a mantener un peso adecuado es una medida de prevención indispensable para una buena salud prostática.

· Practicar ejercicio físico

En general, para la salud, es fundamental realizar deporte de forma regular. Lo recomendable es combinar ejercicios tanto aeróbicos (nadar, andar o correr) como anaeróbicos (levantamiento de pesas, por ejemplo).

· Tener una adecuada actividad sexual

Una vida sexual sana y satisfactoria puede favorecer una buena salud genitourinaria en los hombres ya que mantienen activa la próstata.

· Confiar en el Sabal serrulata

El Sabal serrulata, también conocido como Serenoa repens, es un adyuvante en el tratamiento sintomático de los trastornos miccionales en la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) en estadios I y II, según indica la EFSA. Asimismo, es de utilidad para el mantenimiento de la función urinaria normal en hombres a partir de los 45 años y para el soporte del flujo urinario máximo.

Un estudio español publicado en la revista International Urology and Nephrology ha comprobado que esta planta medicinal permite mejoras en la calidad de vida y en los síntomas de pacientes con problemas en el tracto urinario asociados con la HBP con la misma eficacia que los tratamientos convencionales y con menos efectos secundarios.

Para ayudar en el tratamiento sintomático de trastornos miccionales en la hiperplasia benigna de próstata, y para mantener la función urinaria normal en hombres a partir de los 45 años, existen preparados fitoterápicos a base de extracto de  frutos frescos de Sabal serrulata. De hecho, su uso  está autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para aliviar los trastornos del tracto urinario.

Estas recomendaciones incluyen cambios simples en el estilo de vida, con el fin de prevenir la aparición de problemas en la próstata. No obstante, es fundamental realizarse revisiones periódicas y, ante cualquier síntoma o sospecha, acudir al especialista médico.

Compártelo en:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
¿Cómo  podemos conectar con el medio ambiente?

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente y este año el lema para conmemorarlo es...

Cerrar