A.Vogel Blog
 

A.Vogel blog

Información sobre los beneficios de la planta medicinal fresca para la salud.

Beneficios y propiedades de las semillas comestibles

Por Maria Tutusaus, el 30 abril 2019, Salud
Beneficios y propiedades de las semillas comestibles
5 (100%) 3 opiniones

Las semillas son un alimento rico en energía y nutrientes –como las vitaminas y los minerales- que pueden incluirse dentro de una alimentación saludable y equilibrada que, según los estándares de la OMS, debe ser rica en productos de origen vegetal y reducida en grasas de origen animal.

Existen muchos tipos y variedades pero, en general, las semillas son una buena fuente de proteínas, grasas -poliinsaturadas y monoinsaturadas-, fibras, vitamina B, vitamina E, calcio, fósforo, potasio y hierro.

¿Cuál es la mejor forma de comer las semillas?

La mejor forma de integrar las semillas en la alimentación es comerlas crudas pues, de este modo, obtenemos todos sus nutrientes. Cuando las cocinamos, las exponemos al calor, por lo que sus nutrientes se desnaturalizan. Sin embargo, si las tomamos crudas -en remojo o molidas- estamos aprovechando todas las propiedades de este alimento.

Desde A.Vogel, hemos preparado una selección de semillas llenas de propiedades y beneficios para la salud que puedes introducir de forma muy sencilla en tu alimentación diaria.

· Semillas de Chía

Las semillas de Chía o Salvia Hispánica L. se llevan consumiendo desde la época de los mayas y los aztecas. Esta planta es originaria de la zona de México, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Costa Rica; aunque en la actualidad, sus semillas son unas de las más consumidas en todo el mundo debido a sus beneficios nutricionales.

Estas semillas son una buena fuente de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6, fibra soluble y proteínas. De hecho, gracias a sus propiedades contribuyen a la prevención de problemas como la obesidad y la diabetes, tal y como indica un estudio publicado en Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases.

Las semillas de Chía también son aliadas a la hora de controlar el peso gracias a que, tal y como indica una investigación en Nutrition Research and Practice, poseen un efecto saciante. Además, son una buena opción para las personas celiacas pues no contienen gluten.

Incluirlas en nuestra alimentación es bastante sencillo al tratarse de un ingrediente muy versátil que puede complementar ensaladas o cremas. También, se puede disfrutar de ellas mezclándolas con yogur vegetal o jugo de fruta fresca.

· Semillas de Lino

Las semillas de lino contienen una gran cantidad de micronutrientes como fibra, ácidos grasos omega-3, minerales y vitaminas del grupo B. Entre sus beneficios para la salud, destaca que contribuyen a prevenir el riesgo cardiovascular, gracias al aporte de grasas insaturadas como el omega-3, y su apoyo a la función digestiva.

La linaza, como también se conoce a las semillas de lino, son un aliado contra el estreñimiento debido a su alto contenido de fibra dietética. De hecho, según las recomendaciones de la ESCOP, se puede utilizar para tratar problemas de estreñimiento y para el colon irritable. También ayudan a prevenir la fatiga gracias a la vitamina B1, la cual juega un papel esencial en la producción de energía.

Cabe destacar que estas semillas contienen todos los aminoácidos esenciales, necesarios para un buen funcionamiento del organismo.

Las puedes incluir en una macedonia de fruta fresca, en un yogur vegetal o tomarlas como muesli en el desayuno. Aunque también puedes espolvorearlas en una ensalada o un plato de arroz integral.

· Semillas de amapola

Aunque no son muy conocidas, las semillas de amapola están llenas de bondades para la salud. Entre sus beneficios nutricionales destaca que son ricas en ácidos grasos poliinstaturados, lo que ayuda a reducir los niveles de LDL (colesterol malo) en sangre. También favorecen el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra dietética y poseen minerales como el calcio y el magnesio.

Existen de dos tipos: las semillas de amapola blanca y las de amapola negra; siendo estas últimas las más comunes, que se pueden emplear en la elaboración de vinagretas.

· Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo o ajonjolí son originarias de África e India, aunque a día de hoy es fácil encontrarlas en cualquier lugar. Son muy utilizadas en la gastronomía debido a su aporte nutricional y sabor.

El calcio es el mineral que más presente está en estas semillas ya que, 25 gramos de ellas aportan el 28% del calcio que se necesita al día. Además, también son ricas en magnesio, hierro y manganeso.

Como el resto de semillas, contribuyen a mantener la salud cardiovascular al ser una buena fuente de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, lo que las hace imprescindibles en una dieta cardiosaludable.

Te aconsejamos espolvorearlas en tus platos de espaguetis de calabacín (zoodles) o sobre una parrillada de verduras. También las puedes incluir en tus batidos de fruta y leches vegetales.

Sin duda, las semillas son uno de los complementos vegetales más saludables para incorporar a nuestros menús diarios y aportar altos niveles de nutrientes a nuestro organismo. Además, no necesitan conservantes para su almacenamiento o recolección, por lo que son un alimento sostenible con el medio ambiente. Puedes encontrarlas en cualquier establecimiento, como en el mercado, supermercado ecológico o tu herbolario y dietética de confianza, y animarte a utilizarlas en tus recetas, ¡tu salud te lo agradecerá!

Compártelo en:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Por favor escriba los carácteres que aparecen en la imagen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
El equilibrio ácido base contribuye a un cuerpo saludable

Un cuerpo saludable es aquel en el que el pH metabólico se mantiene en niveles ligeramente alcalinos, es decir, un...

Cerrar