A.Vogel Blog
Harpagophytum procumbens

Nombre oficial: Garra del diablo

Familia: Pedaliaceae

Nombre popular: Harpago, Harpagofito

Historia

En su país de origen, Namibia y Suráfrica, la garra del diablo ha sido utilizada desde antaño por las poblaciones indígenas contra los problemas digestivos, el estreñimiento, las enfermedades de la sangre, antifebril y para aliviar dolores, como por ejemplo, los del parto y  para las heridas, úlceras y forúnculos cutáneos, y sobretodo como  antirreumático. Estimula también  las funciones del hígado y de la vesícula biliar, actúa en los trastornos de la próstata, reduce los niveles de colesterol y de ácido úrico pero su gran éxito son sus fantásticas propiedades antiinflamatorias.

Los occidentales empezaron a conocer las aplicaciones medicinales del harpagofito gracias a un soldado de las tropas alemanas y futuro colono G.H.Mehnert  que durante la  rebelión de los Hotentotes y de los Hereros en 1904 -1906 adquirió estos conocimientos fitoterapéuticos de un chaman indígena. En Europa, donde fue introducida por primera vez por O.H. Volk en el año 1953, la raíz de la garra del diablo fue utilizada principalmente para las enfermedades metabólicas. Los científicos constataron rápidamente que era particularmente eficaz  contra la artrosis. En los años 70, esta raíz africana medicinal experimentó en Europa  una gran demanda, que no siempre ha podido ser satisfecha. Desde entonces, esta planta ha conquistado su puesto de honor  en la fitoterapia.

La planta debe su nombre de garra del diablo a los poderosos garfios de sus frutos que se clavan en las patas de los animales causándoles fuertes molestias y pudiéndoles incluso provocar la muerte. El nombre científico, se debe a la  forma de sus frutos lígneos, que recuerdan mucho los “ganchos“,  en griego “harpagé". El nombre “garra del diablo", puede  llevar a confusión, ya que también se indican así, unas flores alpinas, de la familia de las Campanules: la "raiponce hemisférica" - Phyteuma hemisphaericum -  y la  “raiponce  gloubuleuse o orbiculaire"- Phyteuma Orbiculare - ambas autóctonas, pero ninguna de las dos con aplicación medicinal.

Característica botánicas

El harpagofito es una planta de la sabana, con una raíz primaria que puede medir hasta 50 cm de largo de donde parten raíces ramificadas tuberosas secundarias, cuyos brotes se extienden alrededor de 1,50 cm y penetran  hasta 2 metros de profundidad. Las raíces secundarias de reserva pueden almacenar hasta un 90% de agua de su peso. Son estos tubérculos los que se utilizan por  sus propiedades medicinales. Cada año, en la estación pluvial, los brotes frescos parten de la raíz central y se extienden alrededor del suelo. En estos brotes crecen las hojas dispuestas alternas, lobuladas y profundamente recortadas y carnosas. La parte aérea de la planta muere en la época seca del año. Las flores en forma de dedal crecen, aisladamente, sobre cortos pecíolos en la axila de las hojas  y sus pétalos son de un color rosa claro y rojo púrpura. Los frutos duros, presentan unas protuberancias  ramificadas, con ganchos que actúan como arpones. Cada una de las cápsulas de los frutos contiene alrededor de unos cincuenta granos.

Hábitat

La garra del diablo, crece en la sabana del Kalahari en Sud África y en Namibia. Los indígenas, se encargan de la recolección de los tubérculos, en su propio hábitat, excavando profundos agujeros. Las raíces, no tardan mucho en pudrirse, razón por la cual tienen que ser troceadas y secadas inmediatamente después de su recogida. Debido a las recolecciones incontroladas de comerciantes extranjeros, sin grandes conocimientos de la característica de la planta, la continuidad de la reproducción llegó a estar en serio peligro de extinción. En los años 50 el Harpagofito ocupaba el 12% de la superficie de Namibia, ahora sólo ocupa el 4%, y todo esto gracias a las medidas protectoras importantes de los gobiernos locales dedicadas a realizar proyectos de cultivos controlados para asegurar la supervivencia de esta eficaz y valiosísima planta medicinal. Actualmente, tienden a mezclar la especie Harpagophytumzeyheri, que posee efectos similares, pero más débiles.

Uso

Laboratorio Bioforce utiliza las raíces secundarias, secadas del harpagophytum procumbens procedentes de plantas silvestres, que se maceran en alcohol para obtener una tintura madre.

 
 
Síguenos en el Facebook de A.Vogel