A.Vogel Blog
Valeriana officinalis L.

Nombre oficial: Valeriana officinalis L.

Familia: Valerianaceae

Nombres populares: Valeriana, Alfeñique, Hierba de los gatos

Historia

En el siglo V y IV a.c., entre los discípulos de Hipócrates la valeriana jugaba un rol importante en ginecología. Antiguamente, incluso en los escritos de la Edad Media, llamaban la planta  "phu" haciendo una  distinción  entre el "phu magnum" o teríaco, el "phu vulgare" o valeriana común denominada igualmente "hierbas de los gatos" y el "phu minus" o "valerianilla". La  planta es nombrada también por Dioscorides, Plinio y en el Physica de la Abadesa Hildegarde de Bingen.El nombre botánico Valeriana no figura en las obras de latín clásico; aparece por primera vez en la versión latina del "De diaetis", resumen escrito en el siglo X  por Isaac Judaeus, después por Constantino el Africano, y en el siglo XI, en "Circa instans", en el siglo XII y en otras varias ocasiones en la obra de Albertos Magnus, "De vegetabilibus", en el siglo XIII. El nombre escogido por Bartoldi , deriva de de la provincia romana de Valeria, en Pannonie, entre el Danubio y la Drave. Contrariamente a una opinión muy extendida, el nombre de la planta no deriva del latín "valere", es decir valiente, valeroso, pero es posible un acercamiento etimológico. Tschirch, considera que el nombre puede provenir del árabe. Otra versión dice que su orígen podría ser alemán "Baldrian"; en alemán vulgar "Bullerjan" o "Balderjan", refiriéndose al dios de la luz, Baldur y del su homólogo cristiano, Juan. Officinalis , significa utilizado en oficina, es decir, en farmacia. El campo de aplicación de la valeriana era en tiempos pasados mucho más amplio que el de hoy en día. Se utilizaba para estimular las menstruaciones, era antipirético y diurético. Se utilizaba para el bazo y contra la peste, el sistema circulatorio, los dolores dorsales, la tos o los problemas oculares. Para el uso externo, se preparaban compresas contra las úlceras y los condilomas. No se menciona en ninguna parte  su empleo como sedativo y somnífero, tal y como se viene haciendo hoy en día. Fue en el siglo  XVII  que empezó a utilizarse en Italia como antiespasmódico y como tratamiento de la epilepsia. Las plantas con mucho olor han tenido siempre y en todos los lugares un gran protagonismo para alejar los malos espíritus, los demonios  y los hechiceros. Todavía en nuestros días, en algunas regiones rurales se atan encima de las puertas de las granjas y de los establos un manojo de valeriana, y a veces con orégano, como protección de la mala suerte.

Características botánicas

La valeriana es una planta vivaz cuya morfología es muy variable. Forma  un  fuerte rizoma con enormes raíces laterales de cortas ramificaciones. El tallo, de hasta 1 metro de altura, es cilíndrico, estriado, erecto y algo ramificado en el extremo. Las hojas son opuestas y están profundamente divididas de 7 a 21 foliolos oblongos apuntados y ampliamente cincelados. Las flores, pequeñas y de blanco rosado, aparecen entre mayo y agosto. Se agrupan en corimbos en el extremo del tallo. El fruto es oval y está coronado por un penacho plumoso. La planta fresca de la valeriana no desprende ningún olor, sin embargo una vez secada, su raíz desprende todo el olor típico de la valeriana que tanto atrae a los gatos que entran en una especie de éxtasis. Florece desde mayo hasta agosto, prefiere suelos frescos y húmedos, en herbazales húmedos hasta 2400 metros de altitud. La recolección tiene lugar en otoño. Existen unas 150 especies de valeriana, de las que solo cuatro, son officinalis en Europa. La Farmacopea Europea considera la Valeriana officinalis LINNE de la especie genérica y se le atribuye la mención s.l. (en el sentido amplio). Después de la recolección, las raíces se lavan, se cortan y  se ponen a secar. El proceso de secado es bastante prolongado y crea un particular e intenso olor.

Hábitat

La valeriana es muy común no sólo en toda Europa, sino que está muy extendida en el Cáucaso oeste y centro de Asia, en Liberia, en Manchuria y Japón. Las plantas de montaña son generalmente las más aromáticas.

Uso

La valeriana se cultiva  biológicamente por agricultores con contrato con Laboratorio Bioforce. Después de las recogidas en otoño, los rizomas y las raíces son maceradas directamente en alcohol, sin secar, para fabricar la tintura madre.

 
 
Síguenos en el Facebook de A.Vogel