A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / los ácidos Omega-3

Los ácidos Omega-3

Aliados de la salud

Los ácidos grasos Omega-3, presentes en el pescado azul y algunos vegetales, y disponibles en forma de suplementos alimenticios de calidad, muestran nuevos beneficios para la salud en recientes estudios. El último en TDAH. Los Omega-3 pertenecen al grupo de las grasas o lípidos saludables y actúan en nuestro organismo cumpliendo funciones esenciales de diferentes procesos fisiológicos.

TDAH y omega-3

En el caso de niños con TDAH, una investigación holandesa, publicada en el último número de la revista Neuropsychopharmacology, analiza los efectos de consumo de este tipo de ácidos grasos.

Un total de 80 niños de entre 8 y 14 años, participaron en el ensayo, la mitad de ellos padecía TDAH.

El estudio concluyó que los niños que tomaron suplementos de omega-3 redujeron sus problemas de atención, y los efectos fueron incluso mayores en los diagnosticados con TDAH. 

Enefermadades crónicas y omega-3

Otros estudios han demostrado que el consumo de este tipo de ácidos grasos poliinsaturados reduce la inflamación y puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades crónicas como la artritis o las enfermedades del corazón.

Estos ácidos grasos se encuentran en altas cantidades en el cerebro y parecen jugar una función muy importante en el funcionamiento cognitivo. De hecho, los niños que no han recibido suficiente cantidad de ácidos grasos omega-3 durante su gestación tienen un mayor riesgo de presentar problemas visuales y del sistema nervioso. 

Beneficios para la salud

Entre los beneficios que reporta un consumo adecuado de ácidos grasos omega-3, destacan:  

  • Disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol.
  • Previene la formación de coágulos en las arterias al impedir la agregación plaquetaria.
  • Disminuye la presión arterial en personas con hipertensión leve.       
  • Fluidifica la sangre y protege al cuerpo de ataques cardíacos, apoplejías, derrames cerebrales, anginas de pecho, enfermedad de Raynaud, etc. Incrementa las transmisiones eléctricas del corazón por lo que regulariza el ritmo cardíaco y previene enfermedades cardiovasculares.
  • Posee función antiinflamatoria y alivia el dolor de enfermedades como la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn.
  • Promueve la formación de membranas celulares.
  • Favorece la producción de hormonas.
  • Facilita el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Mejora la función cognitiva.
  • Reduce los síntomas del síndrome premenstrual 

Suplementos alimenticios

Una alimentación sana, como la dieta mediterránea, ayuda a mantener el equilibrio porque contiene alimentos ricos en estos ácidos grasos. Pero en los casos en los que no se consume la cantidad suficiente de Omega-3, es necesario consumir suplementos alimenticios.

Las cápsulas vegetales de aceite de semillas de lino y microalga combinan dos de los ácidos grasos Omega-3 más beneficiosos, DHA y ALA.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel