A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / sistema inmune / ¿cómo aumentar las defensas con fitoterapia?

¿Cómo aumentar las defensas con fitoterapia?

La llegada del frío y los cambios bruscos de temperatura suelen llevar consigo la aparición de resfriados, sobre todo si el descenso térmico coincide con un estado bajo de las defensas. La fitoterapia puede ser una herramienta de gran ayuda para fortalecer el sistema inmunológico y frenar así el desarrollo de catarros o infecciones propias del otoño y el invierno.

La echinacea

 Una de las plantas medicinales que más puede ayudar, tanto en la prevención como en el tratamiento del catarro o de la gripe, es la equinácea.

Sus extractos poseen numerosos principios activos con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, cicatrizantes e inmunoestimulantes que consiguen crear una barrera protectora frente a las agresiones víricas y bacterianas. Entre sus componentes se encuentran los fenólicos, polisacáridos y alquilamidas, que potencian varios grupos de células del sistema defensivo humano.

Es por eso que se recomienda utilizarla desde el comienzo del frío para prevenir la repetición de infecciones, así como en aquellas situaciones que puedan propiciar un debilitamiento del sistema inmunitario.

Cuenta además con el aval de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que ha autorizado el empleo de su parte aérea, tanto en preparados sólidos como líquidos, para prevenir y tratar el resfriado común. También la EMA, basándose en el uso tradicional, ha autorizado la indicación de la raíz como apoyo al tratamiento del resfriado común.

Por otro lado, la equinácea también puede resultar útil si se combina con otros productos naturales como la menta o la salvia, que permiten aliviar las molestias de la garganta, también frecuentes en estas épocas del año.

También es conveniente tomar suplementos de vitaminas como la vitamina C que, además de estar presente en muchos alimentos como los cítricos, puede obtenerse de manera natural en forma de suplementos. Además, son importantes las vitaminas A, C y E como antioxidantes celulares que protegen al organismo frente a los radicales libres.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel