A.Vogel Blog


  Health Hub - la TOS

Toda la información sobre las causas, los síntomas, los diferentes tipos y sus posibles tratamientos

 

  • Vídeos

    Los expertos analizan y hablan sobre las propiedades de la Echinacea, la mejor aliada de nuestras defensas. Ver vídeos

  • ¿Listo para el frío?

    Evalúe cómo está su sistema inmunitario. Responda éstas preguntas sencillas para una breve evaluación. Realizar el test

  • Blog

    Léa en nuestro blog todo sobre la gripe y resfriados. Blog de A.Vogel

inicio / sistema inmune / tos

Tos

¿Por qué tosemos? Lee sobre los diferentes tipos de tos, sus causas y tratamientos

¿Qué es la tos?

La tos es la expulsión repentina de aire desde los conductos del tracto respiratorio. Cumple el propósito de limpiar nuestras vías respiratorias de mucosidad, microorganismos y partículas extrañas. La tos es algo a lo que estamos familiarizados. Todos hemos utilizado este mecanismo sin pensar, por ejemplo, para eliminar un poco de mucosidad en la parte posterior de la garganta antes de hablar.

Sin embargo, a veces la tos no es controlable y llega en espasmos. Por lo general, estos son causados por infecciones virales tales como los resfriados o la gripe dando lugar a una inflamación, lo que provoca el reflejo de la tos.

Tipos de tos

Mientras unos pueden tener mucha mucosidad al toser, otros pueden sufrir una tos seca o debida a cosquilleo en la garganta. Esto se debe a que la tos puede ser descrita de diferentes maneras:

  • Tos de pecho. Este tipo de tos también se conoce como tos productiva o tos con moco porque expele mucosidad de las vías respiratorias superiores.
  • Tos por cosquilleo en la garganta o tos cosquilleante. No produce mucosidad, también se conoce como tos no productiva. Sucede cuando algo irrita la garganta y estimula el reflejo de toser.
  • Tos seca. Es otro tipo de tos no productiva y es similar a la tos cosquilleante aunque las causas que la producen pueden ser diferentes.
  • Tos persistente. Es una tos que dura más de tres semanas. El término se puede aplicar tanto a tos productiva como no productiva.
  • Tos de fumador. Es el resultado de fumar durante años y sucede cuando los pulmones intentan limpiar las toxinas del sistema respiratorio.

El reflejo de la tos

Toser es uno de los mecanismos protectores del cuerpo. Sirve para mantener limpio el sistema respiratorio.

El revestimiento del tracto respiratorio, desde la parte posterior de la garganta hasta las profundidades de los pulmones, está lleno de terminaciones nerviosas. Cuando estas se irritan, las señales nerviosas pasan al centro de la tos en el cerebro, desencadenando una serie de acciones musculares coordinadas que conducen a la tos. Esto se conoce como el reflejo de la tos.

La laringe se cierra de forma momentánea por la epiglotis. De forma casi simultánea se contraen los músculos en el abdomen y el pecho, y se acumula presión dentro de las vías respiratorias superiores.
Cuando la epiglotis vuelve a relajarse, la laringe se abre y una descarga corta de unos 1,5  litros de aire de los pulmones se libera hacia las vías respiratorias superiores, lo que da a la tos su sonido característico.

Esta explosión de aire puede alcanzar velocidades de hasta 50 millas por hora (unos 80 kilómetros por hora), empujando el material no deseado de las vías respiratorias superiores y también la liberación de hasta 3.000 pequeñas gotitas de saliva.

Causas de la tos

La tos puede deberse a una amplia variedad de factores:

  • Los virus responsables de los resfriados y la gripe son quizás las causas más habituales de las toses de pecho, por cosquilleo en la garganta y seca.
  • Fumar está relacionado con las toses de pecho porque el humo del cigarrillo irrita los pulmones y se produce un exceso de mucosidad. Se conoce como tos de fumador.
  • La fiebre del heno y otras alergias pueden provocar tos. Se debe a que pueden causar una inflamación en el sistema respiratorio y provocar tos seca o cosquilleante.
  • Estar nervioso o en una situación de estrés puede dar lugar a una tos seca, por ejemplo durante una entrevista de trabajo.
  • Las toses secas pueden relacionarse con aspectos psicológicos entre los que se incluyen depresión y bajo estado de ánimo.
  • Todos los tipos de tos cuando persisten más de tres semanas pueden indicar enfermedades pulmonares desde el asma hasta el cáncer de pulmón.
  • La enfermedad cardíaca puede provocar una acumulación de líquido en los pulmones, dando lugar a una tos seca inicialmente y más tarde una tos que trae esputos blancos y espumosos.
  • Algunos medicamentos pueden provocar tos como efecto secundario del tratamiento.

Remedios para la tos

El tratamiento que cure la tos dependerá del tipo de tos y su causa. Pueden dividirse en dos categorías principales:

  • Expectorantes. Se utilizan para las toses de pecho y actúan de forma que favorecen la eliminación y reducen el exceso de mucosidad en los pulmones, lo que facilita la limpieza del sistema respiratorio al toser.
  • Antitusivos. Se emplean para toses seca y cosquilleante. Suavizan la garganta y suprimen el reflejo de la tos.


Tanto los expectorantes como los antitusivos están disponibles como medicamentos convencionales prescritos por su médico o farmacéutico, así como los remedios a base de plantas medicinales disponibles en herbolarios y farmacias.
Pincha el enlace para encontrar más información sobre los tipos de remedios para la tos y cómo funcionan.

Cuándo acudir al médico

La mayoría de los procesos con tos, sobre todo los que están asociados con resfriados y gripe, desaparecen rápido. Sin embargo, la tos puede estar causada por otras enfermedades y algunas requerirán ser vigiladas por un médico. Hay que acudir al especialista en los siguientes casos:

  • Si al toser, hay sangre.
  • Al sentir falta de aliento o sibilancia.
  • Experimenta dolor en el pecho u opresión en el pecho
  • Sufre asma y tiene tos, sobre todo por la noche.
  • La tos no mejora en siete días.
  • Tiene una tos persistente, que dura más de tres semanas.
  • Se siente cansado o aletargado.
  • Tiene fiebre.
  • Pérdida de peso sin explicación.

Cómo ayuda la Echinacea

La Echinacea es una planta medicinal tradicional conocida por ayudar al cuerpo a luchar contra los síntomas del resfriado y la gripe.

La Echinacea fresca ayuda a aumentar la resistencia del cuerpo a la infección modulando el sistema inmunológico, permitiendo así que el cuerpo luche contra los resfriados y la gripe.

También la combinación de gordolobo (que calma la irritación de garganta) y malvavisco (que crea una capa protectora y ayuda a regenerar la mucosa) pueden ser útiles para paliar la irritación de garganta que provoca la tos seca.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel