A.Vogel Blog

Tos nocturna

La tos nocturna puede ser el resultado de condiciones de salud específicas

Todo el mundo disfruta de una buena noche de sueño. Si sufres una infección vírica, descansar bien y relajarse es esencial. Esto puede complicarse si se tose durante la noche, ya que la tos arruina el patrón de sueño. Nuestro experto en el sistema inmunológico, el Dr. Jen Tan, analiza las condiciones subyacentes que nos hacen toser más por la noche y cuándo es crucial que consulte a su médico.

Introducción a la tos nocturna

La tos nocturna puede impedir tener un sueño profundo y reparador. Cualquier problema de salud que provoque tos durante el día, puede provocarla también por la noche. Por ejemplo, el resfriado común puede provocar una gran variedad de síntomas, incluyendo la tos, que permanecen con usted día y noche hasta que la infección se resuelve.

Condiciones que pueden provocar que tosa más por la noche

  • Asma. Es una enfermedad crónica de los bronquiolos que afecta más a los jóvenes. Estos pequeños conductos transportan el aire por el interior de los pulmones y pueden inflamarse e irritarse por múltiples factores, entre los que se incluyen las alergias. Algunos de los síntomas iniciales del asma incluyen la tos nocturna y toser o jadear leemente mientras se hace ejercicio.
  • Insuficiencia cardíaca. Se trata de un debilitamiento de la capacidad del corazón para bombear sangre. A medida que el corazón lucha por mover la sangre por el cuerpo, el líquido se acumula en los tejidos. En los pulmones, el reflejo de la tos se desencadena en un intento de liberarse del líquido no deseado. La situación se agrava al acostarse, ya que esta postura permite que el líquido se acumule con mayor facilidad en los pulmones. La insuficiencia cardíaca y las enfermedades del corazón son las principales causas de la tos persistente durante la noche en los mayores de 65 años de edad.
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) conocida simplemente como reflujo. Se asocia con la indigestión. El reflujo ocurre cuando los ácidos del estómago ascienden al esófago. Si es severo, irrita la faringe (parte final de la garganta) y las zonas superiores del sistema respiratorio, lo que provoca el reflejo de la tos. Estar tumbado puede estimular el reflujo porque el estómago y la boca están al mismo nivel. Las personas con reflujo pueden toser más por la noche.
  • Sinusitis. Los senos nasales son pequeñas cavidades que se encuentran el los huesos del pómulo y de la frente. La sinusitis se produce cuando el revestimiento de estas cavidades se infecta e inflama, dando lugar al principal síntoma, la sensación de una nariz tapada. La mucosidad de los senos se drena hacia la parte posterior de la nariz y la faringe. Cuando el paciente se acuesta, el exceso de moco gotea hacia abajo en la parte posterior de la garganta, irrita los tejidos, y provoca el reflejo de la tos.

Cuándo ir al médico

Debe ir al médico, si experimenta una tos nocturna inexplicable o una tos persistente de causa desconocida. Además, se debe acudir al médico si se pierde peso sin explicación, se siente dolor en el pecho, insuficiencia respiratoria o sale sangre al toser.

Cómo ayuda la Echinacea

Si la causa de la tos es obvia, cuando se trata el problema de fondo se va a conseguir ofrecer el mejor tipo de tratamiento.

Por ejemplo, la Echinacea puede aliviar los síntomas del resfriado común, incluso la tos. La investigación ha demostrado que funciona mediante el mantenimiento de la resistencia del cuerpo a la infección por el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel