A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / sistema inmune / tos / tos seca e irritativa

Tos seca e irritativa

La tos seca produce poca o ninguna mucosidad y suele estar causada por irritación o inflamación de la garganta.

La tos seca suele venir provocada por una sensación de cosquilleo en la garganta y puede estar causada por una infección vírica o alguna alergia.

A diferencia de una tos de pecho, la tos seca no produce mucosidad y por lo tanto se denomina tos no productiva.

Nuestro experto en el sistema inmunológico, el doctor Jen Tan, explora las causas subyacentes y los síntomas de la tos seca, y recomienda soluciones naturales para aliviar cualquier irritación o inflamación.

Introducción a la tos seca

La tos seca es un tipo de tos que produce poca o ninguna mucosidad o flemas. Está muy relacionada con la explicación popular de "tos producida por cosquilleo en la garganta" y, a veces, estos términos se utilizan de forma indistinta. Lee sobre las causas, los remedios y qué se debe tener en cuenta cuando se sufre una tos seca.

¿Qué es la tos seca?

Tanto la tos seca como la tos por cosquilleo en la garganta son conocidas como toses no productivas, para diferenciarlas de las toses de pecho en las que se produce mucosidad.

La tos seca suele estar producida por una infección por el virus del resfriado o de la gripe. También puede estar causada por contaminantes atmosféricos (como el humo del cigarrillo) que irriten la garganta. En la mayoría de estas situaciones, la tos seca se debe a que la parte posterior de la garganta (o faringe) se irrita o se inflama, aunque también puede surgir del pecho.

Cualquier tipo de tos puede ser una molestia y, sobre todo, si se altera el sueño. En ese caso puede desarrollarse un círculo vicioso y, si uno está cansado, la recuperación de cualquier infección o enfermedad puede llevar más tiempo.

Causas habituales de la tos seca

  • Infecciones virales como el resfriado común y la gripe. Este tipo de tos puede aparecer al principio de la enfermedad aunque es más habitual que suceda hacia la mitad del proceso o al final de la infección, y puede persistir mucho tiempo después de que el resto de síntomas hayan desaparecido.
  • Las alergias  también pueden provocar una tos seca. La rinitis alérgica o fiebre del heno (alergia al polen de las plantas), causa irritación en los ojos y la nariz, y cuando afecta a la garganta, provoca tos. La sensibilidad a otras partículas, como las que desprenden las pieles de los animales, también puede provocar el mismo síntoma.
  • Los contaminantes del aire pueden irritar la parte posterior de la garganta y causar tos. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando los no fumadores entran en una habitación llena de humo.
  • El reflujo gástrico está también considerado como una causa de tos seca. Ocurre cuando los ácidos del estómago ascienden a la parte posterior de la garganta. Pequeñas cantidades de ácido pueden entrar en el tracto respiratorio superior, lo que provoca inflamación y tos. Es más habitual cuando la persona está tumbada. Este reflujo es una característica de la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE).

Otras causas de la tos seca

  • Efecto secundario de algunos medicamentos.  Algunos tratamientos farmacológicos, como los que se prescriben para la presión arterial alta, pueden provocar tos seca.
  • Aspectos psicológicos. Ocurre cuando la tos se convierte en un hábito. También se conoce como tos psicógena. No hay ninguna enfermedad física detrás de esta tos y muchas veces la persona que la sufre ni siquiera se da cuenta de que está tosiendo. Una característica de este tipo de tos, es que desaparece cuando quien la sufre está dormido.
  • Nervios y estrés. Mucha gente tose cuando está en una situación estresante. La respiración se vuelve superficial cuando se tiene ansiedad y esto puede desencadenar el reflejo de la tos. Unas personas son más ansiosas que otras y para ellos, la tos nerviosa “natural” puede convertirse en un problema si se encuentran en situaciones incómodas.  A menudo, el problema de fondo tendrá que ser abordado para poder curar la tos seca.

Tos seca persistente

Una tos seca que dura más de tres semanas puede ser el resultado de una condición médica subyacente como:

  • Asma. Es una enfermedad recurrente que provoca que las vías respiratorias se inflamen y se bloqueen parcialmente.
  • Enfermedad cardiaca. Es una de las causas más comunes de los problemas de salud en el mundo occidental. Los problemas del corazón pueden conducir a insuficiencia cardíaca y una acumulación de líquido en los pulmones y tos persistente, especialmente por la noche.
  • Problemas de pulmón y cáncer. Una tos persistente puede ser también síntoma específico de problemas de pulmón, e incluso de cáncer de pulmón.
  • Tos ferina. Es una enfermedad bacteriana causada por la Bordetella pertussis. Se caracteriza por accesos de tos seguidos de un jadeo con un sonido característico. Ya no es tan común como solía ser.
  • Tuberculosis es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa que afecta principalmente a los pulmones. En las primeras etapas, da lugar a una tos seca persistente. Aunque durante un tiempo se pensó que la tuberculosis se había extinguido en todo el mundo, los casos han aumentado recientemente debido a una combinación de resistencia a los medicamentos y una menor resistencia inmunitaria.

Remedios para la tos seca

Si la causa de la tos es obvia, cuando se trata el problema de fondo se va a conseguir ofrecer el mejor tipo de tratamiento.

Por ejemplo, la Echinacea puede aliviar los síntomas del resfriado común, incluso la tos. La investigación ha demostrado que funciona mediante el mantenimiento de la resistencia del cuerpo a la infección por el fortalecimiento del sistema inmunológico.

También la combinación de gordolobo (que calma la irritación de garganta) y malvavisco (que crea una capa protectora y ayuda a regenerar la mucosa) pueden ser útiles para paliar la irritación de garganta que provoca la tos seca.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel