A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / reumatismo / árnica montana

Árnica montana, el protector de los cartílagos

Historia

El Arnica montana es una planta originaria de Europa Central que se puede encontrar en los prados alpinos (hasta unos 2500 metros de altitud) durante el periodo de floración, que dura unas tres semanas aproximadamente, en el periodo estival. En los últimos siglos, el empleo del árnica se ha investigado y documentado muy bien. Desde que fue considerada como la amada planta que curaba, en el tardo medievo, llegó a extinguirse en muchas regiones de Europa, hacia finales del siglo XIX.Este es uno de los motivos por el que Bioforce AG utiliza plantas procedentes de sus cultivos orgánicos certificados.

Hábitat

Es muy raro encontrar hoy en día amplias zonas de árnica silvestre debido a las enormes recogidas intensivas y por la utilización excesiva de fertilizantes químicos. La planta está incluida en la lista de plantas en peligro de extinción y está protegida por la convención de Washington sobre la protección de las especies de 1981.

Cultura biológica sostenible

Después de muchas investigaciones, Bioforce AG y sus colaboradores especializados, cosechan un cultivo biológico de Árnica montana en Alemania. Este éxito es debido principalmente a un terreno muy aireado, a una buena irrigación y a la reducción de la cantidad de calcárea. Las cantidades que se recogen abastecen suficientemente las necesidades de las flores de árnica.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel