A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / reumatismo / artritis reumatoide

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide, también llamada poliartritis crónica, es una enfermedad autoinmune que hace que las células inmunitarias presentes en el líquido articular ataquen al cartílago y lo destruya.Cerca del 1% de la población sufre de artritis reumatoide. La enfermedad se declara generalmente alrededor de los 30-40 años y afecta principalmente a las mujeres.

Síntomas

La enfermedad puede manifestarse de forma diferente según las personas. Sin embargo, comienza generalmente por afectar a las pequeñas articulaciones. Las articulaciones se inflaman y la cápsula articular se espesa. En una primera fase, las articulaciones se entumecen, sobre todo por la mañana. La movilidad de la articulación se hace cada vez más difícil y dolorosa. Las articulaciones padecen inflamaciones, se hinchan, se vuelven dolorosas y conllevan problemas funcionales. La musculatura disminuye y los tendones se ablandan. Las articulaciones se deforman y se entumecen cada vez más. El ataque del sistema inmunitario sobre las células del cartílago destruye poco a poco las articulaciones. El paciente se cansa y  durante la noche sufre dolores repentinos, como los de los síntomas de la gripe y fiebre.

En una fase avanzada y más grave, pueden sobrevenir deformaciones severas y se vuelve imposible mover la articulación. En una radiografía son visibles estas deformaciones. 

Causas

Las causas de este “cambio de programación" de las células inmunitarias son desconocidas. Se ha observado que la enfermedad se declara con frecuencia después de un suceso traumático:

  • Causas psíquicas, como un fallecimiento en el entorno más cercano, problemas en el orden familiar, etc.
  • Causas físicas como una intervención quirúrgica, un traumatismo o un parto.
  • Factores infecciosos como una infección de las vías respiratorias superiores.
  • Parece también probable una disposición genética hacia esta enfermedad. 

Tratamiento

Las personas afectadas deben consultar a su médico para tratar esta enfermedad. Es importante detectar la enfermedad en un estadio precoz para que los medicamentos puedan mantenerla a raya. De acuerdo con el médico, puede administrarse una preparación de garra del diablo dentro de una terapia a base de plantas. 

Consejos

  • Una actividad física regular preserva la salud de las articulaciones. Lo ideal sería practicar un deporte suave como la gimnasia acuática, la natación, la marcha o la bicicleta.
  • Una alimentación rica en elementos básicos, vegetariana, es útil en casos de dolores articulares.
  • El extracto de raíz de harpagofito (garra del diablo) apacigua el dolor y calma las inflamaciones. Se usa principalmente como terapia a base de plantas en caso de dolores reumáticos.
  • Para aliviar el dolor y las inflamaciones locales, se recomienda la aplicación de un preparado tópico a base de flores frescas de arnica montana.
Síguenos en el Facebook de A.Vogel