A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / flora intestinal

Flora intestinal

Los prebióticos mantienen la flora intestinal equilibrada y variada

La flora intestinal está compuesta por billones de bacterias que garantizan el buen funcionamiento de nuestro organismo. Debido a su importancia hay que seguir una dieta rica en fibra y prebióticos que contribuya al equilibrio de esta microbiota.

Una revisión de estudios australianos publicada en la revista The British journal of nutrition asegura que el uso de suplementos prebióticos en la dieta para restaurar un equilibrio óptimo de la flora intestinal puede afectar positivamente el metabolismo de acogida.

Para mantener la flora intestinal en óptimas condiciones se recomienda ingerir cinco raciones de fruta o verdura al día, además de legumbres, cereales integrales y prebióticos. También es conveniente hacer ejercicio de forma regular. En cambio, se deben evitar tóxicos como el alcohol y el tabaco, el estrés o el abuso de medicamentos antibióticos o laxantes. Algunas señales de alarma que envía la flora intestinal cuando sufre un desequilibrio son hinchazón, estreñimiento, diarrea o flatulencia.

Aumentar la ingesta de fibra

Junto a los prebióticos, la fibra es fundamental para restablecer la flora intestinal. Pese a la tradición que tiene en España la dieta mediterránea, en muchas ocasiones ésta no se lleva a cabo de forma correcta, lo que hace que la población española no consuma la cantidad diaria de fibra (25 gramos) recomendada, ya que esta ingesta se queda entre los 17 y 21 gramos al día.

Para aumentar la ingesta de fibra se recomienda el consumo de una cucharada sopera diaria de semillas de lino, ricas en fibras vegetales y ácidos grasos omega 3 y omega 6. Así, favorecen la digestión y la pérdida de peso, evitan el estreñimiento y ayudan a controlar el colesterol. La cantidad de fibra de las semillas de lino es superior a la de cualquier otro cereal. También sus niveles de omega 3 son superiores a los del pescado o cualquier otro cereal o vegetal.

Además, estas semillas también son ricas en vitamina E, por lo que tiene propiedades antioxidantes, y vitaminas del grupo B; y cuenta con una gran variedad de minerales entre los que destacan: yodo, hierro, zinc, magnesio y calcio.

Síguenos en el Facebook de A.Vogel