A.Vogel Blog

inicio / consejos bienestar / reumatismo / fibromialgia

Fibromialgia

Reumatismo de los tejidos blandos

Se denomina “reumatismo de los tejidos blandos" al síndrome de dolor del aparato músculo-esquelético, a excepción de  las articulaciones y los huesos. Puede afectar a los tendones, a las fajas tendinosas, a las extremidades de los tendones y ligamentos, a las bolsas serosas, a los músculos y a los tejidos conjuntivos y adiposos. Se diferencia entre el síndrome localizado (codo de tenista) y el síndrome generalizado. El síndrome generalizado se denomina “fibromialgia".  Consiste en dolores musculares y de los tejidos blandos que perduran más de tres meses y afectan a más de 11 puntos dolorosos.


Fibromialgia

Entre el 2-3% de la población española sufre de fibromialgia. Los pacientes sufren a menudo dolores musculares y en las extremidades de los tendones. Los  dieciocho puntos de presión dolorosos llamados “puntos sensibles" caracterizan esta afección.

puntos sensibles

Síntomas: dolor

A parte de los puntos de presión dolorosos, también se manifiestan dolores difusos y móviles, así como dolor de cabeza crónico o punzadas fuertes e intensas en todo el cuerpo. Dolores intensos y pasajeros pueden aparecer en diversas partes del cuerpo, acentuándose en aquellas zonas más afectadas. También pueden manifestarse sensación de entumecimiento u hormigueo, vértigos, pies y manos frías, fatiga o problemas de sueño. Además los pacientes sufren a menudo de depresión. 

Las causas de la fibromialgia

Las causas de esta enfermedad son desconocidas. Se supone que pueden influir factores psíquicos, como el estrés, la frustración o la depresión, así como fuertes presiones locales como el síndrome de hombro-mano. 

Tratamiento de la fibromialgia

Para que la enfermedad pueda ser tratada con éxito, es esencial una buena comunicación entre paciente y médico, una toma de conciencia personal y un buen equilibrio entre trabajo y descanso. Los medicamentos clásicos pueden ser una ayuda. De acuerdo con su médico, puede administrarse un preparado de extracto de harpagofito dentro de una terapia a base de plantas. Las cremas y geles frenan la inflamación y los tratamientos que alternan frío y calor, los baños de cuerpo entero y los masajes pueden también contribuir a apaciguar el dolor. 

Consejos

  • Es importante practicar una actividad física adaptada. Se ha probado con éxito realizar ejercicios en aguas termales.
  • Es conveniente en casos de dolores reumáticos practicar una alimentación rica en elementos básicos y vegetariana.
  • Si es posible evitar el estrés y organizar tiempo para el descanso.
  • Tomar un baño caliente para relajarse.El deporte puede ayudar a mantener a raya el estrés, a encontrar la calma y a relajarse.
  • El extracto de raíz de harpagofito (garra del diablo, harpagophytum procumbens) calma el dolor y las inflamaciones. Se utiliza principalmente como terapia a base de plantas en caso de dolores reumáticos.
  • Un preparado tópico a base de flores frescas de árnica montana puede aliviar rápidamente el dolor y las inflamaciones locales.
Síguenos en el Facebook de A.Vogel